martes, 6 de marzo de 2012

Indignación en Chile por ataque de neonazis que dejó en coma a joven gay

EMOL/Agencias - 06 de marzo de 2012

El Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), una de las más importantes organizaciones LGBT de Chile, sostuvo que "no puede quedar tras las sombras" la golpiza a manos de neonazis que provocó que el joven Daniel Zamudio (foto) se encuentre en estado de coma.

Daniel Zamudio, de 24 años, fue encontrado la madrugada del sábado 3 de marzo con graves lesiones en un sector de Parque San Borja, en el centro de Santiago. El joven, quien trabaja en una tienda, había concurrido el viernes a su trabajo. Desde entonces su madre no tuvo ninguna noticia de su paradero hasta que fue encontrado herido al día siguiente.

Los atacantes golpearon al joven con objetos contundentes, causándole graves lesiones en el rostro y la cabeza. Incluso marcaron su cuerpo con esvásticas y le cortaron un trozo de oreja.

Familiares de la víctima denunciaron que Zamudio había recibido amenazas contra su vida de grupos neonazis. Añadieron que el joven detectó en otra oportunidad que era vigilado por individuos sospechosos fuera de una discoteca santiaguina.

El vocero MOVILH, Jaime Parada, aseguró el martes 6 de marzo que la discriminación "es algo que se vive día a día en este país". En ese sentido, valoró la actitud de la familia del afectado que busca testigos e información sobre los responsables y que el caso "salga a la luz pública".

"Cada vez la gente se está atreviendo más a denunciarlo. Por eso es tan importante lo que están haciendo la familia de Daniel", añadió al canal "24 Horas" de Televisión Nacional de Chile.

Parada además ofreció ayuda psiquiátrica y asesoría jurídica en el caso que incluso fue abordado por el cantante puertorriqueño Ricky Martin a través de su cuenta en Twitter.

"No más odio, no más discriminación. Espero que se haga justicia YA. Mucha luz para Daniel y toda su familia. #fuerzadanielzamudio", escribió el artista.

Similar fue la reacción de la fundación Iguales Chile que, mediante un comunicado, expresó su repudio por los actos del grupo de antisociales.
En la víspera, Rolando Jiménez, ex vocero del Movilh, anunció que el organismo pedirá una audiencia con el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, para demandar que el Gobierno se haga cargo de la violencia contra los homosexuales y dé urgencia a la tramitación de la Ley Antidiscriminación.