viernes, 13 de abril de 2012

Prohiben anuncios homofóbicos en buses de Londres


13 de abril de 2012

La ciudad de Londres prohibió  una campaña publicitaria en autobuses que promocionaba una terapia para "curar" a gays por considerarla ofensiva.

Los anuncios iban a aparecer la semana próxima en cinco rutas diferentes de omnibuses urbanos de Londres. Pertenecen a la fundación Core Isse Trust, que financia "terapias reparadoras" para homosexuales cristianos.

La publicidad tuvo una fuerte repercusión en las redes sociales, donde la campaña fue calificada de homófoba e irresponsable. Por eso, el alcalde de Londres, Boris Johnson, decidió prohibir su difusión .

"Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo. Es claramente ofensivo sugerir que ser gay es una enfermedad de la que alguien se puede recuperar, y yo no estoy preparado para que esa sugerencia circule por los micros de la capital", señaló el alcalde.

La prohibición se produjo un día después de "The American Prospect" publicó un artículo en el que el psiquiatra jubilado y profesor de la Universidad de Columbia, Robert Spitzer, se retractó de un muy criticado estudio de 2001, utilizado por años por los activistas anti-gay para reforzar su afirmación de que los hombres gays y las lesbianas pueden ser "curados" de su homosexualidad a través de la terapia. Spitzer pidió al autor, Gabriel Arana, publicar  una retractación del estudio de 2001 de modo que él "no tuviera que preocuparse mas por esto."

"No-gay!, Ex-gay, Post gay y orgullo. Aceptalo!"

El lema de la campaña que iba a verse en los buses durante dos semanas, era "Not gay! Ex-gay, post-gay and proud. Get over it", que hace mención al estar orgulloso de no ser gay o de haberlo sido y haberse recuperado. Su enunciado parecia ser una respuesta a la campaña contra la homofobia difundida hace un par de años con el lema "Some people are gay. Get over it!"

Los terapeutas y grupos fundamentalistas cristianos que promueven las terapias para dejar de ser homosexual utilizan los términos ex-gay o post-gay para aquellas personas que se han "recuperado".

Ben Summerskill, director de la asociación en defensa de los gays, Stonewall, tachó los anuncios de "homofóbicos" y señaló que "la única razón por la que algunos homosexuales quieren dejar de serlo es por los prejuicios de la gente como los que han puesto el anuncio.

“La promoción de esta terapia vudú es altamente irresponsable dado el daño que puede causar en algunas personas", apuntó el activista.

Los promotores de la campaña anunciaron que demandaran al Alcalde de Londres