lunes, 26 de abril de 2010

Condenan a 2 policías por no auxiliar a travesti

Diario La República - 26 de abril de 2010

Yefri Edgar Peña Tuanama (32) ahora siente que todos esos años de lucha sí han valido la pena. Siente que la justicia por fin ha llegado a su vida. Mira a su madre, Nelly Tuanama, y con un beso le agradece ese impulso que le daba para continuar cuando la luz parecía alejarse de su camino. Observa a su abogado, Dante Valenzuela, y con una sonrisa le agradece el haberla apoyado cuando su valentía parecía quebrarse. “Pensé que la justicia no me favorecería. Ahora que lo he logrado sé que mi caso será un ejemplo para las personas con diferentes opciones sexuales”, dice emocionada.

Yefri es una persona trans (travesti) que en el año 2007, con ayuda de la ONG Promsex, entabló un proceso penal contra los suboficiales de la PNP Henry Alberto Gamboa Huamán y José Marcial Ybias Altamirano, quienes, como se ha comprobado, la madrugada del 28 de octubre del citado año, no le brindaron auxilio cuando ella estaba siendo brutalmente atacada por cinco sujetos. Tras un largo y complicado proceso judicial, el 29 de marzo del 2010, el Segundo Juzgado Penal de Chosica falló a su favor, sentenciando a estos dos policías a cuatro años de pena privativa de libertad suspendida, por el delito de omisión o retardo injustificado de apoyo policial. Primera sentencia en la historia judicial del Perú a favor de un travesti.

Trágica madrugada

Todo ocurrió cuando Yefri por fin había encontrado un trabajo digno. “Yo me desempeñaba como promotora y educadora de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual (Pares). La madrugada del 28 salí a realizar mi trabajo (distribuir preservativos) en Vitarte y de repente a la altura del paradero Tagore cinco hombres me atacaron. Al lograr escapar de ellos corrí al frente porque había una tanqueta de la Dinoes y al pedirles ayuda a estos policías ellos me dijeron que yo solucione mis problemas (...) Los hombres siguieron tras de mí y en una cantina me cortaron la cara y la espalda con botellas rotas. ¡Querían matarme! Solo porque me hice la muerta se retiraron, pero antes me cortaron la yugular”, recuerda.

Producto de esa agresión Yefri ahora tiene cicatrices de hasta 9 centímetros en su cuerpo. Los policías sancionados han apelado el fallo judicial. Ahora solo queda esperar que la Corte Superior de Lima ratifique la sentencia.

Datos

1 Sin acciones. Al no socorrer a Yefri la madrugada del 28 de octubre, los efectivos policiales Henry Gamboa y José Ybias, según lo indicado por Ysabel Marín de Promsex, incumplieron varios artículos de la Ley Orgánica del Policía. Pese a ello estos aún no han sido sancionados por dicha institución.

2 Agresores. Los cinco agresores de Yefri aún no han sido identificados, por lo que la denuncia sigue estancada.