lunes, 11 de enero de 2010

El matrimonio gay en debate frente a la justicia federal en Estados Unidos

AFP - 11 de enero de 2010

Opositores y defensores del matrimonio homosexual en el estado de California (oeste) se enfrentan cara a cara desde hoy en un tribunal de San Francisco, en un juicio federal que podría determinar el futuro de las uniones gay en Estados Unidos.

Los demandantes contestan la Proposición 8, cuya aprobación en noviembre de 2008 por parte del 52% de los californianos había anulado la decisión de la Suprema Corte del estado de autorizar las uniones homosexuales, debido a que su prohibición constituye -según ellos- una discriminación.

En octubre pasado, el juez federal Vaughn Walker había acogido la demanda de los defensores de matrimonios gay, lo que generó rechazo entre los opositores.

"Esta demanda es un intento del juez Walker de enjuiciar a los votantes californianos y es un error", declaró a la AFP Brian Brown, director de la Organización Nacional para el Matrimonio (NOM), uno de los más férreos organismos opositores al matrimonio homosexual.

A quienes estiman que la Proposición 8 es una forma de discriminación, y por lo tanto un atropello a la Constitución, Brown responde: "Creo que nuestros padres fundadores no descansarían en paz si escucharan que la Constitución garantiza el derecho de redefinir el matrimonio. Es absurdo".

A pedido del juez, el proceso judicial será transmitido en directo en el sitio de videos en internet YouTube.

"A lo que asistiremos la semana próxima, es a un examen detallado de los pretextos utilizados para discriminar a los homosexuales", declaró a la AFP Jennifer Pizer, directora del proyecto Matrimonio Nacional de la asociación Lambda Legal, que defiende los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

"Los defensores de la Proposición 8 tendrán que brindar pruebas para justificar que nos hayan quitado nuestros derechos", añadió.

"La discriminación hace daño y no ayuda a nadie", señaló. "El juicio será una oportunidad para el público de escuchar a expertos de ambas partes".

Por otro lado, Pizer confía en las dos estrellas judiciales, Theodore Olson y David Boies, elegidas por los demandantes, quienes formaron equipo luego de enfrentarse en un juicio entre el ex presidente de Estados Unidos George W. Bush y el candidato a la presidencia Al Gore, luego del controvertido resultado de las elecciones nacionales en el 2000.

Olson, quien defendía a Bush, pertenece a las filas conservadoras y Pizer piensa que "su defensa de un tratamiento justo de las parejas gays y lesbianas llegará a los oídos y al corazón de mucha gente que no entendió este problema hasta ahora".

Sin embargo, el juicio no está desprovisto de riesgos para los opositores a la Proposición 8 porque, como señala Brown, "nadie en Estados Unidos piensa que esta historia se terminará aquí. Esto llegará hasta la Suprema Corte".

Una decisión de la Suprema Corte definiría la suerte de las uniones entre homosexuales en el conjunto del territorio estadounidense, sin que ninguna de las dos partes pueda apelar el fallo.

El matrimonio entre homosexuales sufrió varios reveses últimamente. El jueves, legisladores del estado de Nueva Jersey (este) rechazaron un proyecto de ley que apuntaba a autorizarlo, como lo hicieron legisladores del estado de Nueva York semanas antes.

Los cinco estados del país que autorizan las uniones homosexuales son Iowa (centro), Connecticut, Massachusetts, Vermont y New Hampshire (noreste).