jueves, 11 de agosto de 2016

La homosexualidad dejó de ser un delito en Belice

La Corte Suprema de Belice declaró inconstitucionales las normas del Código Penal de ese país que prohíben la homosexualidad y la castigan con hasta 10 años de prisión.

De esta forma, Belice dejó de ser el único país de Centroamérica que consideraba la homosexualidad un delito.

El anuncio lo hizo el magistrado presidente de la Corte Suprema, Kenneth Benjamin.

Caleb Orozco, un activista por los derechos de los gays que pertenece al United Belize Advocacy Movement (Movimiento Activista Belice Unido), interpuso en 2013 una acción de inconstitucionalidad contra las normas del Código Penal referentes a la homosexualidad.

Según reseñó la Associated Press, Orozco está extremadamente satisfecho con el fallo y por primera vez se siente con la libertad de ser un hombre gay en Belice.

Líderes cristianos evangélicos protestaron afuera del juzgado por la medida adoptada.