sábado, 17 de septiembre de 2016

La conmovedora historia de amor de un peruano nikkei y un americano que se pudieron casar y pasar juntos sus últimos momentos.


Dale Green es un norteamericano, veterano de la guerra de Corea, que tiene ahora 85 años. Takashi Nakaya es peruano, nikkei y tiene ahora 53 años. Ambos se conocieron en Lima hace tres décadas, mientras trabajaban en una fábrica textil. Allí iniciaron una relación en un contexto no precisamente fácil debido al terrorismo y la creciente homofobia como resultado de la epidemia de VIH/Sida que se daban en nuestro país. Como Nakaya es nikkei - es decir es hijo de padres japoneses- pudo obtener un pasaporte japonés y la pareja decidió trasladarse a Japón, donde vivió todos estos años pese a no contar con ningún tipo de reconocimiento oficial. Green, de hecho, tenía que dejar el país cada tres meses para volver a entrar legalmente con un visado de turista.


Hace un par de meses Green volvió a Estados Unidos para atenderse de una enfermedad que resultó ser un cáncer terminal. La pareja supo entonces que podían casarse y que su matrimonio permitiría a Nakaya ser reconocido a todos los efectos como marido de Green. La boda se celebró a pie de cama, en el hospital de veteranos de Los Ángeles, y fue especialmente celebrada por el personal del centro (se cree, que se ha tratado de la primera boda del mismo sexo oficiada en las instalaciones de un hospital de veteranos). Tras la boda, sin embargo, Nakaya tuvo que volver a Japón, para poder seguir atendiendo su trabajo: su situación económica no les permite otra opción.

 

Afortunadamente, Takashi Nakaya, ya legalmente casado, ha podido volver a tiempo a Estados Unidos para estar junto a su marido en sus últimos momentos. La difusión de su historia ha despertado, además, toda una ola de solidaridad, con personas que les han ofrecido desde una casa en la que compartir sus últimos momentos juntos hasta la posibilidad de fletar un jet privado para trasladarlos a su hogar, en el improbable caso de que Green fuese capaz de soportar el viaje. También hay abierta una recaudación en GoFundMe para ayudar a la pareja con sus gastos. No sabemos qué sucederá finalmente, ni cuando se producirá el desenlace, pero de lo que no cabe duda es de que la historia de esta pareja es un buen ejemplo de que el amor no conoce de sexos ni orientaciones.

* Puedes leer la historia original en Inglés aquí:
http://thepridela.com/2016/09/their-gay-wedding-at-l-a-veterans-administration-hospital-will-move-you/
* Y una versión en Español aquí:
http://www.dosmanzanas.com/2016/09/la-emotiva-historia-de-una-pareja-gay-en-sus-ultimos-momentos.html