lunes, 13 de junio de 2016

Joven gay agredido por su familia denuncia no haber sido adecuadamente atendido en comisaria de Lima Norte



Paris, un joven gay fue a la comisaria de Laura Caller, en Lima Norte para denunciar haber sido maltratado en su casa y no le hicieron caso porque todos estaba viendo un partido de fútbol.

"Me hicieron esperar media hora hasta que acabe el partido. Y cuando llegaron a mi domicilio no pudieron ingresar porque mi padre no autorizaba su ingreso, cuando sabemos que en la Constitución solo hace el permiso del morador para entrar a la vivienda. El efectivo no supo nada mejor que decirme que 'lo mejor que puedes hacer es ir a tu cama, arrodillarte y rezar. Duerme y mañana todo estará bien'" escribió en un post de Facebook en el que adjuntaba fotografías de los policías viendo el partido de fútbol entre Perú y Brasil la noche del domingo último.

Horas después de formulada la denuncia en las redes sociales, Oswaldo Layme quien dijo ser un integrante de la policía que trabaja en la comisaría aludida, se comunicó con nosotros vía inbox  y dijo que no hubo discriminación ni maltrato en la atención al joven. 

De acuerdo al policía sus compañeros que aparecen sentados viendo el partido no estaban de turno, y por ello estaban descansando. Dijo que el personalmente atendió la denuncia y fue con un patrullero a la casa donde había ocurrido el maltrato del que fue objeto Paris de parte de sus familiares.

Es muy común que las mujeres, LGBT y otros grupos vulnerables sean atendidos(más) displicentemente por la policía y que sus denuncias no sean tomadas en serio. La policía debe tomar en cuenta que las victimas que llegan a denunciar maltrato están bajo una situación de estres psicológico y deben ser atendidas de manera adecuada para que no se sientan aun más violentadas.

Esperamos que la Policía Nacional capacite adecuadamente a su personal  para que no hayn más situaciones en que las personas LGBT se sientan mal atendidas.