lunes, 21 de marzo de 2016

Pareja gay podrá adoptar legalmente a niño nacido por maternidad subrogada determina Tribunal de Menores de Italia



En Italia, una pareja de hombres podrá adoptar legalmente un niño nacido de una madre de alquiler, gracias a la sentencia del Tribunal de Menores de Roma.

En una "decisión histórica" ​​que acaba de adoptar el Tribunal de menores de Roma, como informó Gay.it., mientras que el proyecto de ley de unión civil no legisla sobre la adopción por parejas del mismo sexo, la Corte ha reconocido la adopción de un niño por dos hombres, que ahora son legalmente sus dos felices papás.

Los dos hombres están en una relación estable desde la universidad.

El niño fue concebido por inseminación heteróloga (es decir, la inseminación con un donante de esperma) y luego a gestado través de una subrogación en Canadá.

El tribunal de menores consideró que era en el interés del niño vivir con los dos padres que lo criaron.

A principios de este mes, la misma razón -el interés superior del niño-  el Tribunal de menores de Roma recomendó legalizar la co-adopción cruzada de una pareja de mujeres.

Cada una era madre biológica de una niña, y pudieron capaz de adoptar legalmente a al hija de la otra, convirtiéndose cada una en una madre "social, compartiendo una capacidad plena y equitativa y la responsabilidad parental" con la otra.

También en este caso, la Corte falló a favor del interés superior de las niñas involucradas, así como en virtud de la "continuidad afectiva" de al relación ya existente.

Ante el vacío legal, la acción concreta de los jueces


Al reconocer a una pareja de hombres del derecho de adoptar al niño que han cuidado juntos por  mucho tiempo, el Tribunal de menores de Roma ha legalizado una situación familiar ya existente. Este juicio de carácter definitivo también proporciona el reconocimiento legal de un niño nacido de una madre de alquiler en el extranjero.

Un episodio que pone de relieve la importancia de que Italia adopte una ley que regule la adopción por parejas del mismo sexo,porque las decisiones concretas están, por ahora, a la discreción de los jueces.