sábado, 4 de marzo de 2017

El Mardi Grass de Sydney celebró el Orgullo LGBT exigiendo la igualdad matrimonial.


Llovió al empezar el día pero para cuando todo estuvo listo para desfilar por Oxford St, las nubes milagrosamente se despejaron sobre el 39 Desfile de Mardi Gras de Sydney, la celebración anual del Orgullo LGBT en la mayor ciudad de Australia

La celebración de este año vio el primer carro dedicado a los sordomudos queer y sus profesores, el debut de las niñas travestis Indígenas de las Islas Tiwi, y demostró una vez más que la noche de Mardi Gras es bendecida con un poco más de suerte que cualquier otro lugar.

El mundialmente famoso desfile de orgullo de la comunidad de gays, lesbianas, bisexuales, intersexuales, transexuales y gays de Australia atravesó las calles de Sydney con 184 carros alegóricos, 12.000 participantes y cientos de miles de personas abarrotando olas aceras.

Mientras que el año pasado Malcolm Turnbull hizo historia como el jefe de gobierno en asistir, esta vez se mantuvo alejado, citando "otros asuntos" interestatales. El líder de la oposición, Bill Shorten, y el líder de los Verdes, Richard Di Natale, marcharon por segunda y tercera vez respectivamente.

El alcalde de Sidney, Clover Moore, y el diputado local Alex Greenwich usaron el desfile para impulsar la igualdad matrimonial. Moore dijo que la marcha de este año fue "tan importante como siempre, ya que presionamos para legislar la igualdad a través de un voto libre en el parlamento"

En el cierre del desfile , el cantante norteamericano Steve Grand fue una de las estrellas invitadas y , por primera vez realizó una coreografiar acompañado de bailarines en el escenario durante su presentación.