martes, 10 de febrero de 2009

Un irlandés se convirtió en el primer Mr. Gay Mundo


Max Krzyzanowski, un irlandés de 37 años, natural de Dublín y que trabaja como Guardia de Seguridad de un Club privado fue elegido Mr. Gay Mundo en la competencia realizada el pasado fin de semana en Whistler, Canadá.

Después de cuatro días de desafíos en el bosque, preparando comida, haciendo sesiones de fotos y creando un espectáculo de moda, algunos de los delegados de todos los rincones del mundo recibieron algunos premios luego que la corona del concurso fuera para el irlandés, en una velada de la que fue anfitrión el canadiense Mark Tweekbury, ex campeón olímpico de natación y organizador de los Outgames.


Así, Alexis Céspedes, Mr. Gay Paraguay(der.) y primer finalista del certamen, se lleva la mención de “Mr. Swimwear” por lo bien que lució las minúsculas ropas de baño en la competencia.


El representante argentino Marcelo Benítez fue galardonado como “Mr. Gay Fotogénico” mientras que Wilbert Tolentino, de Filipinas ganó en la categoría de mejor vestimenta tradicional y “Mr. Gay Popularidad”.


Mr. Gay Colombia, Francisco Ortega, se alzó con “Mr. Gay Simpatíad, título que le fue otorgado por sus propios compañeros y Ben Edwards demostró su capacidad de liderazgo en equipo por lo que se alzó con el “Mr. Leadership Award”.


Habla el ganador

Al mejor estilo de Miss Mundo el ganador deseo que su elección sea una señal de esperanza para los gays de todo el mundo y envió un mensaje para los jóvenes del mundo:


"Mr. Gay World es una extraordinaria oportunidad para reunir a la comunidad gay del mundo entero. Es fácil olvidar que ser gay es aún un delito castigado con la muerte en muchos países . Esta es una gran oportunidad para crear conciencia sobre temas relacionados a la homosexualidad a escala mundial. Estoy muy honrado de haber ganado para Irlanda y estoy consciente de las responsabilidades y compromisos que he adquirido.

Mi primer mensaje es para al gente joven – es hora de dejar de tener miedo. Somos nuestros propios jueces. Si vives con temor de cómo otros puedan juzgarte, nunca alcanzarás su verdadero potencial”.


El próximo año la competencia se llevará a cabo en Oslo, la capital de Noruega.