domingo, 24 de agosto de 2008

Un nombre para recordar: Matthew Mitcham.

Desde que en el mes de mayo Matthew Mitcham diera a conocer públicamente que es gay y que vive felizmente en pareja con otro hombre, los ojos de millones de gays de todo el mundo se fijaron en el rubio clavadista australiano de 20 años. De pronto Matthew , un chico mas bien tímido y sencillo se vio envuelto en una vorágine de sesiones fotográficas y entrevistas para muchas publicaciones dedicadas al público gay de todo el mundo.

Sin descuidar su entrenamiento y concentración, y con el apoyo incondicional de su madre, de su pareja, Lochlan y de su entrenador ( el mexicano Chava Sobrino), el australiano se dio tiempo para convertirse, en apenas tres meses, en el ejemplo e inspiración que, millones de jóvenes gays de todo el mundo, estaban buscando.

Matthew llegó a Beijing como el único atleta públicamente gay, al lado de otras 10 atletas lesbianas, a una cita en la que participaron 11,000 deportistas de todos los países del orbe.

Su primera participación, en el trampolín de tres metros, no fue especialmente brillante, pero luego, durante la competencia, de plataforma de 10 metros, Matthew logró una sucesión de excelentes actuaciones que lo llevaron a disputar la final con los favoritos, el chino Zhou Luxin y el ruso Galperin. Faltando un clavado para terminar su actuación iba 34 puntos detrás de Luxin. En su último salto Matthew rozó la perfección y obtuvo cuatro puntuaciones de 10 entre los 5 jueces con lo que superó al chino y se alzó con la medalla de oro.

De esta manera, el chico nacido en Brisbane que salió del closet de la manera más natural durante una entrevista con el diario The Sydney Morning Herald al responder a la pregunta sobre con quien vivía diciendo que, desde hacía dos años vivía con su pareja Lochlan, hombre como el, se convirtió un héroe, un héroe olímpico...aquel que millones de gays , deportistas o no, estábamos esperando.

Las imágenes de sus encantadores saludos a la cámara, de su llanto al saberse ganador, de su manera suave y delicada de expresarse ( habla de manera un tanto peculiar por el piercing que lleva en la lengua) y sobre todo del momento en que, luego de recibir su medalla y hablar brevemente con la prensa, trepa por las tribunas para darle un beso a su madre y a su novio serán inolvidables...

En un extenso artículo dedicado a Mitchan por la prestigiosa revista gay The Advocate se dice que Matthew tiene para los gays el mismo estatus simbólico que para los negros tuvo el corredor Jesse Owens en las Olimpiadas de Berlín...Owens destrozó la teoría de la superioridad racial de Hitler, Matthew acaba de destruir la teoría de que no se puede ser un gran atleta y ser públicamente gay. Y es que el deporte, es hasta ahora uno de los últimos refugios del machismo y por eso quizás no es tan difícil entender porque es más fácil para una deportista ser abiertamente lesbiana que para un atleta ser abiertamente gay.

Llegará el día en que ser homosexual dejará de ser "un tema" y será tan natural como ser hetero o bisexual, y cuando ese día llegue, habrá que mirar atrás y agradecer a todos aquellos héroes que abrieron el camino, a todos aquellos que con su valor y coraje para enfrentar al mundo con honestidad y sin máscaras hicieron posible un futuro mejor para millones. Sin lugar a dudas Matthew Mitcham será uno de esos héroes.

GLORIA ETERNA AL CAMPEÓN!!

* Entrevista a Matthew Mitcham al lado de su madre y su novio






* Matthew Mitcham gana la medalla de oro


* Matthew Mitcham recibe la medalla de oro y trepa las tribunas para besar a su madre y a su novio

8 comentarios:

ANDRES dijo...

En verdad que si es un gran campeón, ese ultimo clavado fué espectacular, ojala un dia el mundo reconozca a los gays tal como lo hace con los heteros.

Anónimo dijo...

MAT es bueno saber que uno se juega el todo por el todo y que los triunfos llegan; esa medalla de ORO es para AUSTRALIA. Todo estuvo bueno el atleta la recepción de la medalla los BESOS.
Felicidades sigue adelante y ahora te toca enseñar los secretos del salto a la pisina.

JOSE

Anónimo dijo...

es cierto nosotros las gays tambien tenemos corazon y sentimos al igual que culaquier personas,por gustarnos las personas del mismo sexo no nos hace menos que nadien y esta es otra de las prueba de que sipodemos hacerlo bien al igual que cualquier otra persona y mucho mejor tambien suerte mattew mitcham y besos para ti

cecilia dijo...

esta bien todo lo escrito pero no pensas que sos una persona que ya tienes la BOLAS muy grandes entonces. pedazo de maricon gey. o te haces hombre o te van a hacer a la fuerza de una madre garrotiada que te voy a dar. MARICOOOOOOON YO TE COMPRENDO PERO ESO SI YO NO SOY COMO VOS SANJA ABIERTA disculpame porque mis amigos son mal pero yo te digo que sos un pato desvergonsado maricon desvaluado pero eso si lavate ese gancho usado que hasta cucaracha salen de tanto que te sangra. posdata acordate que sos hombre hijo de p..ta

danny dijo...

Dios..!! esas palabras en la boca d una mujer..??.. lavate la trompa antes d hablar d un gay..!! seguro has d ser alguna frustrada mediocre q se refugia en un blog para dar su tonta opinion.. "oye ser hombre no signfica q t tengan q gustar las mujeres.. pedazo d bruta.."
Bien por matthew.. y si es cierto algun dia ser gay va a ser tan natural como ser negro blanco colombiano americano..
ps: porfa si pueden eviten comentarios tan pobres como los d esta "señorita"..

Esteban dijo...

Para Cecilia: Como se puede ser tan bocazas, y tan inculta!!!
Antes de ponerte hablar piensa un poco lo que quieres decir, y dilo de un modo en que todo el mundo te entienda. Aunquer no hace falta conocer esa jerga que utilizas para darse cuenta de la cantidad de sapos que salen por tu boquita. Jústamente en esta entrada se demuestra que los homosexuales somo personas completamente normales, que llevamos una vida tan normal como la de los héteros, en el deporte o fuera de él. Desde luego, mucho mejor ser homosexual, o ser cualquier otra cosa, antes que ser una tía inculta, tonta e intolerante, como tú. Me daría vergüenza tener una persona cercana a mí que fuera como tú. Me das asco.
Debería tocarte un hijo homosexual y así aprenderias a respetar un poco. Aunque bien pensado, mejor que no, pues el chaval lo pasaría realmente mal.

Andros dijo...

Es grandioso, emociona verle mover las manitas mientras espera ante el podio, la cara de felicidad constante que tiene en todo momento, que contrasta con sus competidores, ¿será solo por lo mal que sienta que se te escape la victoria por tan poco, o tendrá algo que ver con el trato de sus regimenes?

La forma en que parece que pide permiso para saludar a su familia y amigos, que debía llevar rato queriendo subir, porque recorre un trecho hacia atrás sobre las gradas y como besa a su madre cuando aún está colgando de la valla... En contraste con toda la atención mediática del beso a su novio, me parece un beso muy leve y pobre, que igualmente se lo podría haber dado a su padre o hermano.

Pero desde luego, muy bien por tú exito, por tu impecable ejecución, por la victoria, porque te la mereces, por ser sincero contigo mismo y el mundo, por ser jóven y triunfador, por ser alegre, por ser un faro para muchos otros.

Anónimo dijo...

josias dijo soy gay porque quiero y mi nombre es josias p me violan a cada rato