Mostrando entradas con la etiqueta tel aviv. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tel aviv. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de junio de 2010

100,000 personas desfilan por el Orgullo Gay en Tel Aviv . Critican "hipocrecia" de organizadores de marcha en Madrid.

ElMundo.Es - 11 de junio de 2010

El Orgullo Gay en Tel Aviv ha sido uno de los más concurridos de los últimos años (unas 100.000 personas) y ha contado por primera vez con apoyo financiero oficial. También por primera vez la política opositora Tzipi Lvini ha hablado públicamente a favor del colectivo homosexual local diciendo que “dado que la orientación del cuerpo y del corazón no es política, la defensa de vosotros y vosotras no debe ser identificada con ninguna orientación política".

Crítica la "hipocrecia" de Madrid

El joven israelí Adam Russo fue apuñalado en 2005 en un tenso desfile del Orgullo Gay en Jerusalén. Se debatió entre la vida y la muerte. Cinco años después, está aquí en Gan Meir, centro comunitario homosexual de Tel Aviv y punto de partida del espectacular desfile de la ciudad mediterránea.

Su buen humor se transforma en gran enfado cuando es preguntado por el veto a los gays israelíes por parte de la organización del Desfile en Madrid. "Son unos hipócritas. ¿Por qué no defienden a los homosexuales de Irán, Irak o el resto de países árabes en los que son asesinados o lapidados por su condición sexual? ¿Por qué nos boicotean a nosotros? ¿No saben que Israel es el único lugar en la zona donde puedes vivir como homosexual?", dice a ELMUNDO.es.

El argumento de los organizadores -la no condena del Ayuntamiento de Tel Aviv al asalto israelí a la flotilla que se dirigía a Gaza- no le convence. "Yo también soy pacifista y defiendo los derechos humanos, pero ellos critican sin tener ni puñetera idea. ¿Saben quién había en esa flota? ¿Saben que decenas de activistas eran radicales violentos? Están apoyando a las fuerzas más radicales del islam, que además de ser antiisraelíes son anti homosexuales", contesta. Y añade: "Me duele especialmente porque admiro a España y su política de tolerancia y reconocimiento de los derechos gays".

Un desfile, dos bandos

Más allá de bailar, cantar y festejar lo que definen como "el mejor momento del colectivo en Israel", los homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales se enzarzaron este viernes en un apasionado debate. Por un lado, manifestantes autodenominados como "anarquistas" o "izquierdistas" con pancartas contra la ocupación israelí en Cisjordania y el bloqueo de Gaza. "Fin al terrorismo de Estado", gritaban. Por otro, numerosaos mensajes contra el grupo islamista Hamas y a favor del Ejército israelí. Los gays 'patriotas' gritaban a sus socios de desfile: "¡Hipócritas! ¿Por qué no defendéis a la población de Sderot que sufre los misiles de Hamas?".

En ese grupo, destacaban varios mensajes. En especial, uno. "No hay orgullo, hay prejuicio en Madrid". Entre los que llevaban el cártel -¡en español!- estaba Almog. "¡Diles a tus amigos de Madrid que es una vergüenza lo que han hecho! En lugar de apoyarnos, nos discriminan por un tema político", dice. "No sabía que el Ayuntamiento se negara o apoyara lo que pasó en el barco turco. Precisamente nosotros, los homosexuales israelíes, tenemos fama en este país de ser propalestinos. Que nos boicoteen en España, ¿nos coloca en el centro?", pregunta sarcásticamente.

El desfile este año en Tel Aviv es uno de los más exitosos e importantes en sus 12 años de historia. Según datos oficiales del Ayuntamiento, la cifra de participantes ha superado ampliamente las 100.000 personas, convirtiéndose en el desfile gay más concurrido en la historia de la ciudad.

Por primera vez la líder de la oposición, Tzipi Livni, ha apoyado los derechos del colectivo gay. "Estos días, Israel no se puede permitir el lujo del miedo que se convierte en odio al prójimo. Dado que la orientación del cuerpo y del corazón no es política, la defensa de vosotros y vosotras no debe ser identificada con ninguna orientación política", exclamó ante los vítores de la audiencia.

Financiación pública

Por primera vez, el Gobierno financia parte de los eventos. Es también un desfile histórico porque es el primero tras el asesinato de dos jóvenes del colectivo gay en un club juvenil el pasado 1 de agosto. La burbuja en la que vivía la poderosa comunidad gay de Tel Aviv fue destruida por los disparos de esa noche.

"Aunque quede mal decirlo, a raíz del asesinato hemos experimento muchos cambios positivos y la sociedad nos ha integrado de forma increíble. Somos más aceptados que antes", opina el periodista Gal Uchovsky, uno de los gays más famosos del país. "Hemos traducido el apoyo verbal institucional en medidas y gestos a favor de la comunidad", comenta Adi Steiner, que reconoce: "Siempre hemos sido un sector importante, pero ahora somos más relevantes porque hemos salido del armario".

Este año, también por primera vez, tienen lugar marchas de orgullo gay en más ciudades israelíes como Beer Sheva, Rishon Letsion, Eilat o Haifa. Los colectivos gays y algunos famosos DJ, en colaboración con el Ayuntamiento de Tel Aviv, han convertido esta ciudad en un centro caliente del turismo gay internacional. De ahí que la playa Gordon de Tel Aviv cuente hoy con una importante presencia extranjera en una desenfrenada fiesta. Sin límites ni vetos.

domingo, 9 de agosto de 2009

Multitudinaria manifestación de apoyo a la comunidad gay en Tel Aviv

09 de agosto de 2009

Más de 70.000 personas se congregaron ayer sábado por la noche en Tel Aviv para expresar su solidaridad con la comunidad homosexual, enlutada la semana pasada por la muerte de dos de sus miembros en un ataque.


El presidente israelí, Shimon Peres, el ministro de Educación, Gideon Saar, y el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, asistieron al acto, entre otras personalidades. "Los disparos hechos contra esta orgullosa comunidad nos han afectado como seres humanos, como judíos e israelíes. La persona que apuntó contra las dos víctimas apuntó contra todos nosotros", dijo Peres.

"Todo el mundo tiene derecho a ser diferente y a estar orgulloso de ello. Nadie tiene derecho a intervenir en la vida del otro mientras se respete la ley y el orden (…) He venido a compartir vuestras lágrimas (…) Tengan ánimo, sean fuertes", añadió el presidente israelí. En el escenario instalado en la plaza Itzjak Rabin frente a la alcaldía de Tel Aviv, una enorme pancarta proclamaba: "continuamos con orgullo, reunión de solidaridad, de tolerancia y del recuerdo", mientras que una bandera arcoiris, símbolo de la comunidad homosexual, se encontraba desplegada.

El 1 de agosto, un desconocido vestido de negro y enmascarado abrió fuego contra un centro de ayuda para jóvenes homosexuales de Tel Aviv. Un joven, que servía de monitor en ese centro, y una adolescente, murieron en el ataque. Doce personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad.

Como medida de precaución, la policía desplegó numerosas patrullas a causa de las amenazas contra los homosexuales lanzadas por internet o por teléfono. La policía, que observa un absoluto silencio sobre el particular, cree que se trata de un caso de venganza personal, sin descartar que el asesino pueda haber estado movido por sentimientos de odio contra los homosexuales.’

domingo, 2 de agosto de 2009

Consternación en Israel tras ataque a centro comunitario LGBT donde murieron dos personas

Agencias - 02 de agosto de 2009

Cientos de personas gays, lesbianas, bisexuales y trans se manifestaron espontáneamente por las calles de Tel Aviv, Israel, luego de que el sábado un hombre armado y aun no identificado abriera fuego contra un local de reunión LGBT . Además, se ha anunciado una nueva protesta para la tarde de este domingo enfrente del centro donde tuvo lugar el incidente, informó el diario Haaretz. El presidente y el Primer Ministro de Israel condenaron el ataque

Dos personas resultaron muertas y 15 heridas durante un tiroteo ocurrido en un centro comunitario gay en Tel Aviv, Israel.


Segín testigos del incidente, el sábado a la s 10:40 d ela noche , un hombre enmascarado y vestido de negro abrió fuego contra un grupo de jóvenes y adolescentes gays, lesbianas, bisexuales y trans que se hallaban reunidos en la entrada del local comunitario LGBT, ubicado bajo el Cafe Noir, en el centro de Tel Aviv.

El jefe de la policía de Tel Aviv dijo que el ataque no fue precedido por amenazas hacia la comunidad LGBT.

Desde hace 15 años el lugar funciona como un centro de reunión y reflexión de la comunidad gay-lésbica-trans. anoche se celebraba allí una reunión de jóvenes y adolescentes LGBT.

Eyel Amit, miembro de la organización que dirige el centro dijo que muchos de los adolescentes que estaban reunidos en el local no habían informado a sus familias sobre su orientación sexual. "Este no es un lugar al que se llega por casualidad, uno debe vernir aquie especialmente. NO se trata de un tiroteo al azar...la situación es muy delicada".

Por su parte, el activista gay Yaniv Weizmann, consideróa que fue una taque planeado conta la comunidad LGNT de Israel.

El presidente y el Primer Ministro de Israel condenaron el ataque.

Asimismo, varias personas allegadas a las víctimas y otras pertenecientes al movimiento LGBT local han encendido velas en el frente del local como tributo a los jóvenes cruelmente ultimados.

Los congregados acusaron de incitar este tipo de violencia contra las personas homosexuales al partido ultraortodoxo Shas, cuyos parlamentarios se han mostrado numerosas veces en contra de las diversidad sexual.

Por su parte, el único parlamentario abiertamente gay de Israel, Nitzan Horowitz, del izquierdista Meretz, condenó el ataque, que calificó como un “crimen de odio”. “Es si duda el peor incidente contra la comunidad gay de Israel”, explicó. “Tiene las características de un crimen de odio”, agregó.




sábado, 13 de junio de 2009

ORGULLO 2009 : Tel Aviv festejó a lo grande

DPA - 13 de junio de 2009

La extravangancia y la desnudez vistieron hoy las calles de Tel Aviv. Cuerpos exhuberantes, "impúdicas" muestras de afecto, libertad , pasión y mucho color acompañaron a las decenas de miles de personas que desfilaron bajo el arcoiris de la bandera gay por los derechos de los homosexuales.

Gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y drag-queens israelíes y de todo el mundo desfilaron hoy bajo el lema de "stand-up for your rights!" (¡álzate por tus derechos!) y enseñaban al mundo la otra cara de un Israel que aspira a convertirse en una de las capitales mundiales del orgullo gay.

El undécimo desfile gay de Tel Aviv cumplió las expectativas. Volvió a ser tan multitudinario como los de años atrás y dejó por sentado que Israel tiene esta y muchas otras razones para romper con los estereotipos.

Israel mostró hoy una imagen liberal al mundo que le pertenece tanto como la que suelen acaparar los objetivos, la de los tropas abriendo fuego en la franja de Gaza o la de los colonos arrasando en Cisjordania. Hoy celebró a todo color la pluralidad y la multiculturalidad de un pueblo en el que los gays encajan a la perfección.

"No me esperaba encontrarme con una fiesta así en un país como Israel", dice Ian, miembro del colectivo gay de Madrid mientras ondea la bandera de España por la avenida Ben Yehuda de Tel Aviv. "Es un ejemplo mundial hacia el respeto de los derechos de los homosexuales", señala Danilo, recién llegado de Brasilia para celebrar junto a su novio israelí Liad la fiesta del orgullo gay más grande de Cercano Oriente.

"Es un país mucho más abierto de lo que uno piensa fuera, incluso en el ejército, los israelíes tienen una aceptación social de la homosexualidad mucho mayor que los españoles y los estadounidenses", añade Ian, que visita el país por segunda vez y cree que Israel "tiene mucho que ofrecer de cara al futuro en una región con tantos prejuicios sobre la sexualidad".

Efectivamente, el ejército y la sociedad israelí se han abierto mucho hacia el colectivo gay durante los últimos años, y hoy la orientación sexual de un joven llamado a entrar en el ejército ha dejado de ser una excusa.

El matrimonio sigue siendo sin embargo un obstáculo para las parejas homosexuales en el país, donde no se reconoce el matrimonio civil, pero sí las parejas de hecho y los matrimonios homosexuales contraídos en otros países, como por ejemplo Canadá.

Sobra decir que el ritmo de folk y samba al que bailaba hoy Tel Aviv rodeado de banderas de Suiza, Alemania, Canadá, Reino Unido, España, Irlanda o Australia no sería posible en ciudades como Jerusalén, a sólo 60 kilómetros de distancia pero a miles de millas morales.

Jerusalén sigue sonrojándose y avergonzándose ante el desparpajo del colectivo gay un año tras otro y en esta edición, con el día 25 de junio marcado por el desfile del orgullo gay en sus calles, promete mucha controversia.

Algunos kilómetros más al Este, los palestinos viven una realidad más cruda todavía. El miedo a ser torturados obliga a los homosexuales de Gaza y Cisjordania a pedir visas o a emigrar ilegalmente a Tel Aviv.

"Llegan aquí luchando por sus derechos, que es al final el principio de nuestra guerra política, así que no miramos su origen y les recibimos con los brazos abiertos", dice Liad, la pareja israelí de Danilo.

Shon y Gabi, una pareja gay palestino-israelí de origen kuwaití y argentino y de religión cristiana y judía son una de las más exóticas que hoy camina por los derechos de la comunidad gay en Israel.

Bajo sus pasaportes, sus diferentes rasgos y el tono de su piel esconden un amor que traspasa todos los problemas políticos que salpican al país. "El único problema que tenemos es que Shon fuma y no saca al perro a pasear", dice Gabi, de religión judía y "muy orgulloso" de compartir su vida desde hace cuatro años con Shon, de religión cristiana.

Porque Tel Aviv celebra sus 100 años, y porque exhala libertad en sus calles pudo festejar hoy uno de los desfiles gays más extravagantes de sus historia. "En el primer desfile, en el año 98 éramos 50 personas, en el segundo fuimos 100, y en las dos ocasiones me dio casi vergüenza estar ahí, no sabía como comportarme", dice Gabi a dpa.

"En sólo diez años el mundo ha reconocido que Tel Aviv tiene mucho que ofrecer", añade este israelí-argentino mientras sostiene una cerveza a la orilla de la playa, donde culmina el desfile de orgullo gay de Tel Aviv entre ceremonias matrimoniales y mucho desmadre.