martes, 19 de septiembre de 2017

Polémico fallo en Brasil autoriza volver a realizar tratamientos para la "reversión" de la homosexualidad, prohibidos desde 1999


Un juez brasileño en un fallo polémico  autorizó a los psicólogos a para tratar la homosexualidad como una enfermedad, al permitirles realizar terapias de "reversión sexual"

La decisión tomada por el magistrado Waldemar Cláudio de Carvalho deroga una norma del Consejo Federal de Psicología (CFP) que impide a sus afiliados abordar la homosexualidad como una patología, una práctica obsoleta que hasta este fallo podía llevar a la suspensión de la licencia profesional de los psicólogos, ya que fue prohibida por el Consejo Federal de Psicología de Brasil desde 1999.

El juez dictaminó en su auto que el órgano colegiado no impida a los psicólogos "promover estudios o atención profesional, de forma reservada, en relación a la (re) orientación sexual, garantizándoles así, la plena libertad científica sobre la materia, sin cualquier censura o necesidad de licencia previa". 

La sentencia responde a una acción popular interpuesta por grupos de psicólogos que defienden, alegando el principio de libertad científica, las terapias de "reversión sexual", las cuales fueron prohibidas por el Consejo Federal de Psicología (CFP) a través de la Resolución 01/99. 

El magistrado mantuvo la mayor parte de esa resolución, que establece normas de conducta para los psicólogos en cuestiones relacionadas con la orientación sexual, con la salvedad de dar libertad a aquellos profesionales que deseen iniciar una terapia de "reversión".

Para el CFP, esa decisión "abre la peligrosa posibilidad del uso de terapias de reversión sexual".

"La acción fue impulsada por un grupo de psicólogos defensores de esa práctica, que representa una violación de los derechos humanos y no tiene ninguna base científica", explicó el consejo en un comunicado.

La orden judicial alimenta supuestos tratamientos conocidos en Brasil como la "cura gay" y va a contramano del posicionamiento de la Organización Mundial de la Salud de 1990, que definió a la homosexualidad como una variación natural de la sexualidad humana.

Según sus críticos, busca debilitar los derechos de los homosexuales mediante una interpretación jurídica de una norma que resistió muchos intentos previos para que sea anulada.

"El CFP afirma que va a recurrir la decisión cautelar y luchará en todas las instancias posibles para mantener la resolución, motivo de orgullo de las defensoras y los defensores de los derechos humanos en Brasil", dijo la entidad.

lunes, 11 de septiembre de 2017

En multitudinaria manifestación en Sydney, el PM australiano asegura que votará por el SI al matrimonio igualitario.


El Primer Ministro de Australia Malcolm Turnbull habló en la multitudinaria manifestación a favor del SI al matrimonio igualitario que se realizó el pasado fin de semana en Sydney  y dijo - parafraseando al ex Primer Ministro británico David Cameron- que no apoya el matrimonio igualitario a pesar de ser conservador sino, porque es conservador.


Se calcula que 200,000 personas salieron a las calles de la mayor ciudad australiana para dar su apoyo al SI, en la encuesta postal que se hará sobre si debe o no aprobarse l matrimonio entre personas del mismo sexo.

Turnbull dijo: "Votaré por el sí, porque fundamentalmente se trata de un asunto de justicia.



"A lo largo de mi vida pública he procurado asegurar que las parejas del mismo sexo no sean discriminadas y sus derechos, ya sea en lo que respecta a beneficios médicos, impuestos, jubilación o empleo, no sean diferentes a los que se ofrecen a las parejas heterosexuales.
-¿Por qué no deberían ahora extenderse esos mismos derechos al matrimonio?
Aunque evitó referirse en terminos demasiados duros a los promotoires de la campaña por el"no" el líder desafió los mensajes alarmantes propagados por ellos, citando a los 23 países de todo el mundo donde se ha legalizado el matrimonio igualitario sin que eso provoca ninguna consecuencia.
"En cualquiera de esas naciones, ¿se ha caído el cielo? ¿La vida tal como la conocemos se detuvo? ¿Se ha socavado el matrimonio tradicional como lo conocemos? La respuesta es no."
El primer ministro también citó al ex líder británico David Cameron, un político conservador como el y que defendió la aprobación del matrimonio igualitario en Inglaterra.
Citando al ex primer ministro británico, dijo: "A cualquiera que tenga reservas, le digo: Sí, se trata de la igualdad, pero también de otra cosa: el compromiso. Los conservadores creen en los lazos que nos unen; que la sociedad es más fuerte cuando hacemos votos el uno con el otro y nos apoyamos mutuamente.
"Así que no apoyo el matrimonio gay a pesar de ser conservador. Apoyo el matrimonio gay porque soy conservador".
El señor Turnbull insistió: "Esta no es una causa que se divide a lo largo de las líneas políticas de los partidos, como algunos otros podrían sugerir. Es un asunto en el cual cada australiano tiene derecho a su propia opinión.
"En nuestros propios partidos, habrá muchos que votarán No, así como muchos que votarán Sí. Ese es nuestro completo derecho democrático como ciudadanos a tener nuestra propia opinión en esta encuesta postal.
"Muchas personas votarán Sí como yo, porque creen que el derecho al matrimonio es un ideal conservador tanto como cualquier otro principio conservador".
Y agregó: "Estoy totalmente convencido de que mi matrimonio con Lucy, que cumplirá 38 años en marzo, o  cualquier matrimonio, no será socavado porque dos hombres gay o dos mujeres homosexuales- casados o no- se establezcan en una casa en mi vecindario".


sábado, 9 de septiembre de 2017

Más de la mitad de hombres gay en el Reino Unido tiene miedo de tomarse de la mano en público



Luego de realizar un amplia encuesta entre personas británicas LGBT, el grupo de derechos civiles Stonewall ha encontrado que sus circunstancias son peores de lo que uno podría pensar. Una quinta parte de la gente queer en el Reino Unido ha experimentado un crimen de odio motivado por orientación sexual o identidad de género en el último año, y sólo una de cada cinco víctimas ha informado a las autoridades.

Entre las conclusiones de la encuesta se encuentra que las minorías, particularmente los asiáticos LGBT, experimentaron más crímenes de odio que sus homólogos blancos, con 34 por ciento de ellos informando haber sido una víctima en el último año. Treinta y ocho por ciento de los encuestados dijeron que tenían miedo tomarse de las manos con sus parejas en público, y la cifra fue entre los hombres gays: 58 por ciento de ellos dijo que tenían miedo de hacerlo.

Stonewall observó que las personas LGBT enfrentan odio en la calle y dentro de sus comunidades. "La investigación revela que el abuso anti-LGBT se extiende mucho más allá de los actos de odio y violencia en nuestras calles. Muchas personas LGBT todavía soportan malos tratos mientras usan los servicios públicos y en su vida cotidiana, ya sea en su tienda local, el gimnasio, la escuela su lugar de trabajo o iglesia", señaló la organización en su página web.

El diez por ciento de los encuestados tuvo que luchar para obtener vivienda, y un sexto dijo que enfrentaron discriminación en los restaurantes. La organización recomienda que las fuerzas policiales mejoren la capacitación para tratar mejor los crímenes de odio por LGBT fobia y que las leyes contra crímenes de odio sean re evaluadas para que los crímenes de odio contra las personas LGBT sean tratados como agresiones agravadas contra las minorías raciales o religiosas. 

David Issac, presidente de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos del Reino Unido, dijo que está trabajando para poner fin a lo que considera la "jerarquía británica de crímenes de odio", diciéndole a la BBC, "Todos los crímenes de odio son abominables, así como todos tiene derecho a  vivir con seguridad en su comunidad ".