miércoles, 30 de noviembre de 2016

Nuevo experto LGBT de la ONU insta a una alianza mundial para poner fin a la violencia y la discriminación


BANGKOK / GINEBRA (30 de noviembre de 2016) - Se necesitan cinco pasos clave para poner fin a la discriminación y la violencia contra la comunidad mundial LGBT, dijo el experto de derechos humanos de Naciones Unidas en una conferencia internacional en Tailandia.

Los ejes incluyen el levantamiento de las leyes penales que afectan a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), y que no se vea a la comunidad como sufriendo de un trastorno, declaró Vitit Muntarbhorn en su discurso de apertura de la conferencia mundial de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, Bisexual, Trans e Intersex (ILGA).
  
Otros pasos clave son dar a todas las personas el derecho a que se reconozca su identidad de género en documentos oficiales, trabajando con diferentes culturas y religiones para asegurar prácticas inclusivas y asegurar que los niños crezcan con la capacidad de empatizar con personas de diferente orientación sexual e identidad de género, dijo.

El Sr. Muntarbhorn, primer experto independiente de la ONU sobre protección contra la violencia y la discriminación basado en orientación sexual e identidad de género, dijo a la conferencia de Bangkok que los cinco objetivos clave -despenalización, despatologización, reconocimiento de la identidad de género, inclusión cultural y empatía- sólo podrían ser cumplidos con una amplia asociación mundial.

Dijo que había sido un "salto cualitativo" que la comunidad internacional creara el nuevo mandato, que él tomó el 1 de noviembre de 2016. Dijo que el mandato avanzaría en el compromiso de "no dejar a nadie atrás" en la nueva Agenda 2030 de desarrollo global.

"El nuevo mandato da voz a nuestro mensaje global: Tratar a la gente decentemente, respetuosamente, amablemente, humanamente cualquiera que sea su origen, o nuestros orígenes", dijo a los participantes.

Todas las personas, dijo, fueron invitadas a "abrir sus corazones y mentes a la belleza de la diversidad", incluyendo en las áreas de orientación sexual e identidad de género.

El Sr. Muntarbhorn destacó que los defensores de los derechos humanos que trabajan con personas LGBT también estaban siendo atacados.

"Se requiere una acción resuelta para detener la violencia y la discriminación que afectan no sólo a las comunidades LGBT, sino también a los defensores de los derechos humanos que trabajan con ellos", dijo. "Esto va de la mano con las aspiraciones más amplias de los derechos humanos, las libertades, la democracia y las sociedades pacíficas e inclusivas".

El Sr. Muntarbhorn dijo que el principio de no discriminación estaba en el corazón de su mandato y estaba claramente establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 y desarrollado por las leyes y prácticas internacionales de derechos humanos.

Ya se habían hecho algunos progresos hacia la protección y promoción de los derechos de las personas LGBTI, por ejemplo a través de resoluciones, procedimientos y estudios de las Naciones Unidas, pero subrayó que se necesitaba mucho más para poner fin a la violencia y la discriminación en el 2030, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS).