miércoles, 23 de noviembre de 2016

En Francia conservadores y anti-LGBT intentan censurar campaña contra el VIH e ITS de Ministerio de Asuntos Sociales y Sanidad




La campaña pública de prevención del VIH entre la población gay y bisexual en Francia se ve amenazada por la censura.

La campaña diseñada e impulsada por el Ministerio de Asuntos Sociales y Sanidad, muestra a parejas de hombres y de mujeres abrazándose o en actitud cariñosa. Su objetivo es informar, prevenir y educar en un ambiente donde las infecciones por VIH están aumentando, especialmente entre los jóvenes. Disponible en cuatro versiones en las vemos dos hombres se abrazan bajo las consignas:"Amor, divertirse, olvidar / Con un amante, un amigo, con un extraño / Flechazo, tentativa, de una noche / Para toda la vida, para un fin de semana, para una vez... los medios de protección también", indica el mensaje de las imágenes distribuidas desde el pasado sábado en las calles de unas 130 ciudades del país. La campaña invita a visitar la página web oficial sobre métodos de prevención : sexosafe.fr.


Pero los afiches han sido objeto de vandalismo, contra-propaganda y  quejas de parte de alcaldes conservadores y los grupos anti-gay que se han embarcado en una cruzada contra la campaña.

El edil de Aulnay-sous-Bois (afueras de París), Bruno Beschizza, considera por ejemplo que esos carteles son "contrarios a la moralidad", suponen "una afrenta a la dignidad" y pueden "herir la sensibilidad de la infancia y la juventud". "Las primeras víctimas de esta campaña irresponsable son los niños que han visto su inocencia pisoteada y las personas homosexuales reducidas a su libido", afirma en su cuenta de la red social Twitter Roch Brancour, adjunto en la Alcaldía de Angers, en el oeste del país.

Además de la negativa de algunos representantes municipales, ha habido actos de vandalismo, en los que se ha tachado con pintura los mensajes de la campaña, y advertencias como la de la asociación Eveilleurs d'Espérance, que se plantea demandar a la titular francesa de Sanidad, la socialista Marisol Touraine, por "corrupción de menores".

El paso adelante ante los tribunales lo dio la propia ministra, quien anunció en Twitter que, "por la salud pública y contra la homofobia", ha decidido denunciar judicialmente la censura practicada por algunos alcaldes.