lunes, 24 de octubre de 2016

La ONU lanza campaña para visibilizar a las personas intersexuales en vísperas del Día de la conciencia Intersex


¿Es niña o niño? es la primera pregunta que muchos padres y madres escuchan de sus familias, amigos y compañeros de trabajo durante el embarazo o cuando se anuncia el alumbramiento . Y más del 98 por ciento de las veces, la respuesta es clara: es una o la otra. Pero qué pasa el resto del tiempo? Los estudios sugieren que hasta un 1,7 por ciento de los bebés nacen con rasgos intersexuales, lo que significa que tienen cromosomas, hormonas o, en algunos casos genitales que no encajan en las definiciones típicas de hombre o mujer. Eso significa que hasta dos millones de bebés nacen cada año con rasgos intersexuales.

Teniendo en cuenta que las variaciones intersexuales son casi tan frecuente como las personas con el pelo rojo resulta sorprendente que algunas personas aún no sean aún conscientes de que existen personas intersexuales. Eso es algo que las Naciones Unidas quiere ayudar a cambiar, con un nuevo video y plataforma en línea que a lanzado hoy, un par de días antes del  Día de la conciencia Intersex  que se conmemora el 26 de octubre. El objetivo es fomentar una mayor comprensión de las cuestiones intersexuales, proporcionar una plataforma para que las personas intersexuales puedan contar sus historias, y ejercer presión para que se tome acciones para poner fin al abuso y el estigma que ensombrece la vida de muchas personas intersexuales desde la primera infancia en adelante.

El nuevo video de la ONU lleva a los espectadores a través de los momentos dramáticos que conducen al nacimiento de un niño y nos muestra como la alegría de un nuevo padre se vuelve  confusión al enterarse de que su nuevo bebé es intersexual. Para muchas familias, ese momento de confusión se agrava por la falta de conocimiento y apoyo de pares. Con demasiada frecuencia, este es el momento en que los padres se ven presionados a aceptar la cirugía destinada a "normalizar" a su bebé. Para muchos, es una decisión agónica. Aquellos que optan por la cirugía están generalmente convencidos - sobre la base de lo que les han dicho - que están haciendo lo mejor para su hijo. Pocos reciben asesoramiento o tienen la oportunidad de hablar con niños y adultos intersexuales o con otros padres en una posición similar - si lo hicieran, la investigación sugiere que podrían tomar decisiones muy diferentes.




La cirugía destinada a "normalizar" los genitales de los bebés  y los niños pequeños intersexuales puede dejar profundas cicatrices - físicas, emocionales y psicológicas. Los efectos secundarios más comunes incluyen dolor crónico, incontinencia, pérdida de la sensibilidad sexual, así como depresión y otros problemas de salud mental. En casos raros, una cirugía en realidad podría ser necesaria por razones de salud. Pero la mayoría de las veces es para fines cosméticos: un intento equivocado para arreglar algo que no necesitaba arreglarse en el primer lugar.

Es difícil imaginar cualquier otra circunstancia en la que los padres estarían de acuerdo de manera rutinaria en lo que es, en efecto, una cirugía innecesaria, invasiva en un niño - especialmente cuando los riesgos son tan altos. "Los expertos médicos destruyeron mis genitales y órganos reproductores" dijo a la ONU Pidgeon Pagonis, activista intersexual de los Estados Unidos . "¿Por qué? Porque querían hacer que mi cuerpo cosméticamente se ajustara a su idea de como es una mujer "normal" debe verse.Como Pidgeon, cientos de miles - posiblemente millones- de personas han enfrentado las consecuencias de ser sometidos innecesariamente a cirugía en la infancia.

Pidgeon Pagonis

En un comunicado publicado también el día de hoy, los expertos de la ONU señalaron que los niños y los adultos intersexuales “deben ser los únicos que deciden si desean modificar la apariencia de su propio cuerpo”, que en el caso de los menores es “cuando tengan la edad o madurez suficiente para tomar una decisión informada por sí mismos”, y todos ellos tienen que tener acceso al apoyo adecuado y a servicios médicos que respondan a sus necesidades específicas de salud y basándose en la no discriminación, el consentimiento informado y el respeto de sus derechos fundamentales. 

El comunicado de los expertos de la ONU indica que los Estados deben investigar las violaciones de derechos humanos en contra de personas intersexuales, responsabilizar a las personas halladas culpables de perpetrar tales violaciones y proporcionar reparaciones e indemnización las personas sometidas a abusos. “Poner fin a estos abusos también requiere que los Estados creen una mayor conciencia sobre los derechos de las personas ‘intersex’, que las protejan de discriminación basada en las características sexuales, incluyendo asegurarles el acceso a la salud, la educación, el empleo, el deporte y en obtener documentos oficiales, así como una protección especial cuando son privadas de libertad. También deben combatir las causas fundamentales de estas violaciones, tales como los estereotipos dañinos, el estigma y la patologización, y capacitar a los profesionales de la salud y los funcionarios públicos, incluidos los legisladores, el poder judicial y los responsables políticos”.


Si deseas apoyar la campaña de las Naciones Unidas para la Visibilidad Intersex "Los bebés intersex son perfectos tal y como son" y recibir más información ingresa a esta página.

Y si quieres conocer más sobre la intersexualidad, puedes dirigirte aquí