martes, 25 de octubre de 2016

La OMS reconoce como "discapacitados" a hombres solteros, mujeres solteras, hombres gay y mujeres lesbianas. Pero es una buena noticia, lean...


Science World Report

La Organización Mundial de la Salud -OMS va a hacer un gran cambio en su lista de discapacidades actualizando la definición de ellas: la infertilidad. En lugar de ser exclusivamente la "incapacidad de lograr un embarazo después de 12 meses o más de sexo regular sin protección", se pasará a considerar como infértil a cualquier persona que no tenga una pareja sexual capaz de concebir.

La medida, que podría parecer retrograda, en realidad busca garantizar a solteros y parejas del mismo sexo el derecho a acceder a la fecundación in vitro (y otras formas de procreación médicamente asistida - PMA) además de las ayudas económicas que algunos países conceden para tal fin. En muchos países está prohibido a las parejas del mismo sexo acceder a cualquier forma de PMA o no se reconoce a los hijos nacidos por estos métodos.

"La definición de infertilidad está ahora escrita de modo que incluye los derechos de todos los individuos para tener una familia, incluyendo a hombres solteros, mujeres solteras, hombres gay y mujeres lesbianas. Traza una línea para dejar claro que un individuo tiene el derecho de reproducirse tenga o no un compañero sexual. Es un cambio enorme", dijo David Adamson, responsable de impulsar el cambio en el concepto dentro de la OMS.

Actualmente, las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos son las que gozan de prioridad en los tratamientos para la fecundación in vitro. Con este cambio, la "infertilidad" deja de ser solo una condición médica para ampliar la definición a "la incapacidad para encontrar una pareja sexual capaz de concebir" y conceder así a todos los individuos el mismo derecho a reproducirse.

"Se altera fundamentalmente el concepto de quién debe incluirse en este grupo y quién debe tener acceso a la asistencia sanitaria. Se establece una norma internacional", indica Adamson. 

A efectos legales, la medida podría forzar la revisión de las políticas en los distintos países para introducir los nuevos estándares y ofrecer iguales oportunidades a todos los que deseen tener descendencia.