miércoles, 10 de agosto de 2016

Elijen a primer Mr. Gay China



El primer Mr. Gay China ha sido electo. Hace hace seis años, la elección fue cancelada por la policía ...

Aunque en China no existe protección legal alguna para las personas LGBT ni se les reconoce ningún derecho, el país eligió a Meng Fanyu como su primer Mr. Gay China el pasado 5 de agosto en Shangai. Aunque anecdótica en Europa y buena parte del mundo, la elección de la que informa The Guardian tiene  importancia en un territorio que penalizaba la homosexualidad y la consideraba una enfermedad mental hace menos de veinte años.


Una iniciativa similar había sido interceptada por las autoridades en 2010, con el pretexto de que no tenía permiso. A pesar de la importante cobertura mediática y la esperanza de la comunidad LGBT de China para promover la aceptación de la homosexualidad, ocho policías llegaron para prohibir la elección de Mister Gay China, una hora antes de la realización del evento.

Este año, los organizadores han previsto una competición "sin relación con la política" con el fin de no incurrir en la censura. Los criterios para los participantes fueron ser "saludable, positivo y con energía" . La capacidad de ser embajador de los derechos LGBT como se pedía en 2010, quedó relegada a un segundo plano. Un funcionario judicial dio fé de que la competencia se llevó a cabo sin ningún incidente.


Alto, tatuado y llamativo, Meng Fanyou de 27 años de edad, ganó abrumadoramente. La competición duró cuatro semanas y consistió en muchos desfiles, la mayor parte de ellos vistiendo sólo ropa interior o minúsculos trajes de baño. Como  profesor de baile Meng dice que no tiene miedo de quitarse la ropa en el escenario en nombre de la comunidad homosexual.

"Algo como este evento es una gran plataforma para dar a conocer a la comunidad LGBT", dice, todavía un poco aturdido por haber ganado. "Muchas personas no saben realmente lo que es LGBT, y salir del closet todavía puede ser difícil, por lo que realmente tenemos que probar ser personas honradas."

"Aquí en China muchas empresas están empezando a ver a las personas LGBT como una nueva oportunidad de mercado, sin sentirse obligados a invertir en su bienestar", dice Steven Paul Bielinski, fundador de WorkForLGBT plataforma sin ánimo de lucro con sede en China. "Mientras que hace unos pocos años todo lo relacionado con LGBT era visto como potencialmente desestabilizadora, el creciente número de empresas dirigidas al mercado rosa hoy en día es algo mucho más comprensible para los círculos oficiales. Ahora se ha convertido en un asunto de negocios - y el negocio es algo que el gobierno entiende".