sábado, 27 de agosto de 2016

Co-paternidad y sexualidad sin etiquetas en "Mantenerse Vertical" (Rester Vertical), la nueva película de Alain Guiraudie que se acaba de estrenar en Francia.



"Mantenerse Vertical" (Rester Vertical), la nueva película de Alain Guiraudie después "El Extraño por el lago" en 2013, fue estrenada en Francia este miércoles 24, agosto. Un gran trabajo que nos habla del sexo, la paternidad y el sueño.

Guiraudie nos había despertado, apenas aprobado el matrimonio para todos acaba, con esa bomba que fue "El Extraño por el lago"  con la que no sólo logro molestar a los homosexuales. Consigió un gran éxito de crítica - la Palma  Queer en Cannes - y un éxito en los cines con más de 100.000 entradas vendidas, Alain, que se describe como un director purista que no hace  compromisos, se hizo por primera vez  conocido del gran público.

El momento fue propicio es verdad, Francia acababa pasar un año en medio de discusiones sobre la homosexualidad y oyendo las consignas de la Manif pour Tous, y esta película, que Guiraudie no había escrito en relación con el debate, se convirtió  en una especie de estandarte - hasta el punto de que los ayuntamientos de Versalles y Saint-Cloud tuvieron que censurar el cartel.

Hoy en día, Alain Guiraudie sigue sin querer hacer política y, sin embargo, las discusiones sobre homoparentalidad, co-paternidad, maternidad subrogada y Procreación Médicamente Asistida que están a la orden del día en Francia constituyen el telón de fondo de "Mantenerse Vertical".

Dejando atrás el lago de Sainte Croix en la alta Provenza, Guiraudie nos desplaza a un triangulo incongruente formado por  Causse Mejean, una vasta meseta en Lozere, la Marais Poitevin, y la ciudad de Brest. Tres puntos cardinales entre los que Leo, el nuevo anti- héroe del director acumula locas aventuras/desventuras. Hasta  el punto en que el espectador pierde toda idea de si se trata de un sueño (situaciones demasiado increíbles para ser verdad) o la realidad (una realidad social, la de la pobreza).

Realizador cinematográfico en busca de inspiración, Leo ((Damien Bonnard) se pasea por una meseta en busca de lobos y se encuentra con Marie (India Hair), una mujer de unos treinta años, que vuelve de ayudar a su padre a llevar el rebaño al redil. Surge una chispa entre ambos.

"Cuando Leo conoce a Marie duermen juntos de inmediato. Ya se acabó todo eso de ir a cenar antes de hacerlo, incluso para los heterosexuales," nos enseña Alain Guiraudie  con su indiferencia habitual. 

Pronto, Leo y Marie deciden tener un hijo. Asistimos a un primer plano del bebe naciendo y vemos a Leo cargando el bebe ya de 3 meses de nacido. Hasta aquí parece una historia de amor heterosexual más, pero con Guiraudie las cosas tienden a dar un giro inesperado en algún momento. Leo tendrá que convivir con Marcel, el abuelo homofóbico y misógino que ama ser sodomizado por  Yoan su joven cuidador, y Jean-Louis, el padre de María, que lo desea en secreto entre el balar de las ovejas. Es que María se ha ido, dejando al niño al cuidado de Leo y su padre.


"Mi película confundirá a una gran cantidad de heterosexuales, sin duda, pero también a muchos homosexuales", dice Guiraudie. "Esta es mi película más queer".

Alain Guiraudie tiene fobia a etiquetar a sus personajes hasta el punto de que se niega a describir a Leo como bisexual:

"No sé si María es su primera novia o no. No nos hace heterosexuales tener un hijo con una chica, y no nos convierte en homosexuales tener sexo con un chico. Leo, no he retratado como homo o hetero".

La originalidad de "Manterse vertical" es presentar una especie de co-paternidad entre ... seis. Padre y abuelo a menudo están solos para criar al niño en el redil, pero el bebe pasa y vuelve a pasar por los brazos de Marie, Yoan y Marcel. Leo protege a su hijo y se niega a hacerlo dormir en otra habitación por la noche, vela por él en cada momento.


"La película abarca de hecho todas las discusiones que hubo durante la época en que se aprobó el matrimonio para todos. Yo quería decir que una madre no tiene necesariamente instinto maternal. Puede ocurrir que una mujer no quiera a su hijo. Del mismo modo que un hombre puede terminar  solo con un bebé, y sentirse feliz!"

Leo enfrenta muchos reveses en la educación de su hijo, hasta que decide ir a un curandero (un "psicólogo naturópata" en la terminología guiraudienense) en busca de ayuda. Es Miranda, la sexta "figura parental" del bebé. Para ir a consultarla Leo debe remontar el río remando ("dejar la civilización, dejar el coche," resume muy bien Guiraudie) y estos son momentos de tranquilidad para Leo y su hijo, como lo demuestra la sugerente luz.

¿Lobo estás?

El otro personaje en la película, incluso cuando permanece invisible, excepto en el paralizante final es el lobo. Guiraudie está muy interesado en la situación de los ganaderos:

"Varios productores me dijeron que la situación era insostenible debido a que los lobos están desesperados. Así que yo defiendo a la gente y apoyo que se les deje de considerar como una especie protegida. Al mismo tiempo, me molestaría muchísimo que desaparezcan! ¿Cómo conciliar los dos extremos?"

En medio de esta red preguntas sin respuestas sobre la posición que tenemos frente a la ecología Guiraudie dice "esto va más allá del tema del lobo: nos plantea la cuestión del mundo en el que queremos vivir."

Fiel a su estilo  Alain Guiraudie no se siente nervioso por el estreno de su primera película desde 2013: "Para mi ya es un éxito, veo que hay expectativa real alrededor de la película. No busco un éxito de taquilla, no me puedo imaginar mis películas vistas por un millón de espectadores. Pero siempre es divertido ver que uno es un poco universal".

Podemos ver el trailer (en francés) aquí...