martes, 5 de julio de 2016

Wonderkid, el filme que nos habla del dilema de ser un jugador de fútbol profesional gay.



¿Cómo salir del closet cuando se es una estrella del fútbol? es la cuestión que  aborda Wonderkid, una película que quiere cambiar las actitudes en el deporte.

Cantos homofóbicos de los barristas, el machismo, los jugadores en el closet ... El fútbol no es conocido por swe un deporte inclusivo respecto a la homosexualidad. Entonces,  ¿cómo infundir una mayor tolerancia en este deporte de equipo? ¿Cómo cambiar los estereotipos? ¿Cómo conciliar el fútbol con la comunidad LGBT?

Muchos deploran particularmente que muy pocos jugadores de equipos profesionales hayan reconocido públicamente su homosexualidad, a pesar de que tale visibilidad podría romper tabúes y ser un ejemplo para muchos jugadores en el closet.

Con este escenario de fondo, un director británico, ha decidido para denunciar el clima y homofóbico y machista que impera  en el fútbol en una película corta: Wonderkid.

Wonderkid ("Chico maravilla" nombre que se da a los jóvenes prodigios del futbol) sigue el ascenso de un jugador profesional de fútbol que vio su carrera despegar cuando se unió a un equipo de Londres. Salvo que además de los entrenamientos y la notoriedad, el joven también debe manejar sus propios tormentos mientras se hace de un nombre en el medio del fútbol profesional siendo homosexual.


Interpretado por Chris Mason, el protagonista es un "personaje inspirador que sabe que es gay, que lo acepta y quiere salir del armario. Pero su profesión es lo que lo detiene ", explica el director Rhys Chapman.

Un mensaje que se incribe en el marco de #BeYourself, una campaña nacional de sensibilización sobre la homofobia en el deporte y, que hace particular énfasis en la falta de futbolistas profesionales abiertamente homosexuales como la obra de Rhys Chapman:

"Si suficiente gente ve esta película,  podría hacer una gran diferencia en el fútbol. Cualquier persona que  vea esta película va a entender que todo el mundo merece vivir su propia vida sin miedo", dice el director.

Verán que se trata de una solución sencilla, y puede permitir que los jugadores se sienten seguros es la aceptación del público y es para que enviemos este mensaje.


Wonderkidse logró filmar gracias a una campaña de crowdfunding en Kickstarter y ha recibido numerosas muestras de respaldo, empezando por el actor británico abiertamente gay  y activista por los derechos LGBT, Ian McKellen, famoso por sus papeles Gandalf y Magneto. La película también logró el respaldo de la Fundación Kevin Spacey y de la marca alemana Adidas.

Instituciones deportivas de fama internacional también aparecen entre los patrocinadores del filme como la Federación Inglesa de Fútbol, la  Premier League  y el club Tottenham Hotspurs. A pesar de  todas las críticas, que han recibido parece que quieren trabajar a favor de la lucha contra la homofobia en el vestuario, y en el campo de juego.

El equipo de la película también fundó el equipo de fútbol Wonderkid, un equipo femenino que anima a las mujeres para jugar fútbol sin discriminación.

Wonderkid se proyectará el próximo mes en el Odeon Leicester Square, una sala de cine de Londres, y estará disponible en línea este año. Mientras tanto, aquí está el trailer (en la versión original sin subtítulos):