martes, 26 de julio de 2016

Tanzania prohíbe venta de lubricantes "para detener la propagación del VIH /SIDA" ya que "alientan la homosexualidad"



En plena campaña contra los homosexuales, Tanzania prohibió la venta de lubricantes medida con la que espera dificultar las relaciones homosexuales en el país. 

Mientras que en Durban especialistas de todo el mundo estaban tratando de encontrar soluciones para la lucha contra el VIH en el contexto de la 21 Conferencia Internacional sobre el SIDA, otro país africano tomó una medida grotesca en  su supuesta lucha contra el virus.

La organización Stop Homophobia informó que el gobierno de Tanzania ha prohibido la venta e importación de lubricantes porque que estos productos "alientan la homosexualidad", como anunció Ummy Mwalimu, Ministra de Salud, desarrollo de la comunidad, el género, ancianos y niños:

Ummy Mwalimu
"Es cierto que el gobierno ha prohibido la importación y el uso del gel para detener la propagación del VIH /SIDA.  Se estima en un 23% la prevalencia del VIH/Sida entre los hombres que tienen sexo con hombres en Tanzania".

Y agregó: "He dado instrucciones a las organizaciones que trabajan con homosexuales de retirar los lubricantes del mercado".

Como se sabe el uso de condón y lubricante es uno de los métodos más seguros para evitar la transmisión del VIH.

En Tanzania la homosexualidad está prohibida y puede ser castigada con prisión de por vida. Aunque las autoridades solían ser tolerantes y se realizaban pocas detenciones, la situación ha cambiado desde la llegada hace algo más de un mes de Paul Makonda al puesto de comisario general de Dar-es-Salaam , capital del país.

Paul Makonda
En las ultimas semanas se han producido intervenciones en locales de reunión gay, ha habido numerosas detenciones y según reporta AFP y otros medio los detenidos han sido sometidos a exámenes anales forzados. Cloud TV, un canal local que emite programas dedicados a los jóvenes presentó hace unas semanas una entrevista a un hombre que hablaba abiertamente de su homosexualidad, fue forzado por las autoridades a pedir disculpas por la emisión.