jueves, 2 de junio de 2016

#NecesitamosMasBesos para combatir la homofobia en América Latina (las leyes son necesarias, pero no bastan)


En Medellín, Colombia, dos hombres fueron detenidos e interrogados por la policía. ¿Habían cometido o estaban por cometer algún delito? No, simplemente se estaban besando en público. 

Los hombres fueron objeto de la intervención policial la semana pasada en la Plaza Botero. Fueron interrogados durante varios minutos por las fuerzas de seguridad seguramente preocupadas por lo "peligroso" de su conducta.

No sería nada extraño si esto hubiera ocurrido en Rusia o en un país donde la homosexualidad es un delito ( hay cerca de 80, la mayoría en África) o en el Perú (aquí los hubieran rociado con agua y gases, como ocurre cada febrero en Lima durante "Besos contra la Homofobia"), pero ocurrió en un país que ha hecho grandes avances en materia de derechos LGBT en los últimos años y que el pasado mes de abril legalizó el matrimonio igualitario convirtiéndose en el quinto país de América Latina en  legalizar la igualdad matrimonial para las parejas del mismo sexo. 

Sin embargo - y ya lo sabíamos- las leyes son necesarias, ayudan pero no bastan para erradicar la homofobia y la intolerancia .

El altercado entre la pareja y la policía  ha sido transmitido en Twitter y YouTube, ya que ocurrió mientras los dos dos hombres estaban filmando un video para la campaña #NecesitamosMasBesos y fue gracias a la intervención de los productores que los dos hombres fueron puestos en libertad.

Esta campaña lanzada hace unas semanas anima a las parejas lesbianas, gays, trans y bisexuales en Latinoamérica a filmar sus manifestaciones públicas de afecto, para luchar contra la homofobia en las sociedades de América Latina.

Con el apoyo de la aplicación de citas gay Jack'd, la campaña #NecesitamosMasBesos ya incluye una treintena de vídeos en su canal de YouTube.

Al final, la homofóbica intervención de la policía en las calles de Medellín ha servido para dar la razón a quienes impulsan la campaña a favor de la tolerancia y el respeto a toda manifestación de afecto en público.