domingo, 12 de junio de 2016

50 muertos y medio centenar de heridos en "incidente terrorista" en discoteca gay de Florida, EE.UU.


ACTUALIZACIÓN 1:

El número de victimas del tiroteo en la discoteca gay Pulse de Orlando se levó a 50 y los heridos superan el medio centenar. El estado de Florida ha sido declarado en estado de emergencia.
El atacante fue identificado como Omar Mateen, ciudadano norteamericano de 29 años hijo de padres afganos, que no estaba en la lista de terroristas posibles pero que había estado recibiendo entrenamiento en Islam radical y que había sido previamente detenido por un delito menor.
El Presidente Obama condenó el hecho en un comunicado emitido por la Casa Blanca.
El banco de sangre hizo un llamado para donantes de sangre para atender a las víctimas. a
El hashtag #PrayForOrlando se ha convertido en trending topic mundial.

OrlandoSentinel

El jefe de la policía de Orlando, John Mina, dijo  que unas 20 personas murieron en el tiroteo y la toma de rehenes registrado en la discoteca Pulse de esta ciudad de Florida, en el sur de Estados Unidos, conocida por ser sede de el parque temático Disney World.

Agregó además que 42 personas fueron trasladadas al hospital.

La discoteca Pulse Orlando es  un popular local gay. 

El atacante no era de Orlando y fue abatido dentro del club. Portaba dos armas de fuego y "una suerte de artefacto", dijo Mina en rueda de prensa.

"El atacante dentro del club está muerto", afirmó la Policía en su cuenta de la red social Twitter, en la que no precisó si hay más atacantes, como han asegurado algunos testigos del suceso.

La Policía, que pidió la población que permaneciera fuera de la zona del suceso, había confirmado previamente que se trataba de "una situación con muchas víctimas", aunque sin especificar una cifra.

Un vocero del FBI dijo que la masacre está siendo investigada como un acto de terrorismo. Explicó que las autoridades indagan las hipótesis de que fue un acto de terrorismo interno o internacional, y si el agresor estaba actuando por su cuenta.

Decenas de vehículos de la policía, incluso un equipo de operaciones especiales, invadieron los alrededores del club. Al menos dos camionetas de la policía fueron vistas trasladando lo que parecían ser víctimas del tiroteo al Orlando Regional Medical Center.


La discoteca, Pulse Orlando, publicó poco después de las 02:00 de la madrugada una nota en su página diciendo: "Salgan de Pulse y corran". Justo antes de las 06:00 realizó otra publicación en la que decía: "Tan pronto como tengamos información se las vamos a hacer llegar. Por favor, mantengan a todos en sus oraciones mientras trabajamos en este trágico suceso. Gracias por sus pensamientos y su amor".

En la investigación sobre lo sucedido participan agencias locales, estatales y federales, dijo la policía.

El incidente ocurrió después de la muerte el sábado de una cantante de 22 años, Christina Grimmie, que fue baleada tras un concierto en Orlando por un hombre de 27 años de edad que más tarde se suicidó. Grimmie era una estrella en YouTube y había participado en el programa de televisión "The Voice".

Jon Alamo dijo que estaba en la parte de atrás de una de las salas del club nocturno cuando un hombre con un arma entró en la parte de delante.

"Escuché 20, 40, 50 tiros", dijo Álamo. "La música se detuvo".

Otro de los presentes en la discoteca, Rob Rick, dijo que el incidente tuvo lugar alrededor de las 02:00, poco antes de la hora de cierre.

"Todo el mundo estaba tomando el último sorbo", dijo.

Se cree en el interior del club había más de 100 personas cuando se escucharon los disparos. Los presentes se agacharon y se arrastraron hacia la cabina de un DJ. Derribaron una separación entre la zona de discoteca y un área reservada a trabajadores y la gente pudo escapar por la parte de atrás de la sala.