martes, 10 de mayo de 2016

En Filipinas eligen por primera vez a una mujer transexual como Congresista


Los votantes filipinos han elegido por primera vez a unamujer transexual al Congreso, lo que se considera un mensaje fuerte en un país muy conservador.

Geraldine Roman ha sido electa para el puesto de representante en el Congreso del primer distrito de la provincia de Bataan, al norte de Manila.


Esta es una gran noticia. En primer lugar para la comunidad transgénero en Filipinas, pero también para toda la población LGBT. De hecho, en un país donde el 80% de la población se declara católica, el conservadurismo es fuerte. Prueba de ello es  que Filipinas no reconoce ni el divorcio ni el matrimonio de personas del mismo sexo y mucho menos el aborto. A principios de este año, Manny Pacquiao - ex boxeador - desencadenó una ola de indignación en todo el mundo al declarar que las personas homosexuales eran "peor que los animales." Estas declaraciones también le le hicieron perder su contrato con Nike. Aunque sin embargo, no le impidieron alcanzar un puesto en el Senado filipino.


Geraldine Roman, de 49 años, proviene de una poderosa familia política filipina. Sus padres, quienes también ocuparon cargos de elección popular, siempre la han apoyado y animado en la adversidad, sobre todo cuando fue víctima de bullyng en la escuela. Ella que toma el relevo político en su familia es integrante del partido liberal del presidente Benigno Aquino III. En el Congreso,tiene previsto librar varias batallas. En primer lugar, la derogación de la ley que actualmente impide a las y los transexuales filipinos cambiar su nombre y sexo en su estado civil. Luego buscará  una ley contra la discriminación para que sea obligatorio legalmente dar un trato igualitario a las personas LGBT en la escuela, en el trabajo ... Por último, se quiere desarrollar el territorio del que será responsable, en especial mejorando el sistema de autopistas y la modernización de los equipos médicos en hospitales públicos.

Su madre ocupó anteriormente el cargo que ahora ocupará su hija. Ella se retiró el año pasado para apoyar la campaña de su hija. 

Geraldine Roman declaró a la AFP: "Que alguien de mi condición entre el Congreso por primera vez, significa claramente que los transgéneros podemos servir a nuestro país y no deberían ser discriminados. Si Jesucristo estuviera vivo, él desaprobaría la discriminación. Lo creo firmemente".