jueves, 21 de abril de 2016

Si pudiera ver lo que siento - Las palabras, los insultos y las burlas causan daño a las personas LGBT


GLAAD- la organización Gay Lésbica contra la Difamación , con sede en los Estados Unidos- ha creado dos anuncios dentro de una campaña que busca concientizar a nuestros seres queridos del dolor que puedan causar las palabras, los insultos y las burlas.
Muchos de nosotr@s que somos gays, lesbianas, bisexuales o transgénero hemos tenido que escuchar estas palabras todas nuestras vidas—algunos recuerdan toda una niñez o juventud marcada o dañada por estas "palabras."
Los anuncios fueron creados por Orlando Bedolla, un interno que está estudiando Televisión, Cine y Ciencias de Información en la Universidad Estatal de Los Ángeles. Él preguntó "¿qué pasaría si en realidad se pudiera ver el dolor que está causando a sus hijos el uso de estas palabras?" Formó un equipo de compañeros de estudios, incluyendo Alfredo Hernández en la iluminación, Danny Mendoza como director de fotografía, y Valeria González como maquilladora y reclutó a los actores de la comunidad.
Para algunas personas es difícil entender que palabras tienen poder. Escuchamos con mucha frecuencia el argumento, "Pero yo no la uso esa palabra como insulto anti-gay," o "Mi intención no es causar dolor."
 Desafortunadamente, la intención de una persona tiene poca relevancia—escuchar insultos causa el mismo dolor sin importar la intención—pero explicar esto puede ser un reto. Nosotras tratamos de recordar que en los estados unidos, hace pocos años era aceptable usar palabras racistas o antisemitas sin pensarlo dos veces—porque la intención no era insultar. El mismo trabajo de concientizar es lo que hacemos ahora en nuestra comunidad—empezando con nuestros muy importantes padres de familia.
Para algunos padres y familias no es fácil aceptar a sus hijos LGBT pero como saben ustedes, la aceptación familiar encamina muy bien a una persona y afecta su estado físico, emocional, económico—todo. Con la meta de asistir a los padres de familia, GLAAD ha creado una página glaad.org/familia donde hay recursos. 
La realidad es que todos nos criamos en un mundo donde la homofobia y la transfobía eran (o, tristemente, son) aceptadas, donde algunos se reían abiertamente de las personas LGBT. Pero también es cierto que, con el trabajo que estamos haciendo todos nosotros, este mundo está cambiando.
Vean los anuncios y, si les gustan, compartanlos en las redes sociales.