miércoles, 30 de marzo de 2016

República Dominicana: Dos candidatos gay se presentan en las elecciones parlamentarias y municipales




Por primera vez en la historia de República Dominicana, un político abiertamente gay se postula como diputado al Congreso en las elecciones del próximo 15 de mayo.

Deivis Ventura es un activista por los derechos LGBT, que  aspira a conseguir una curul en el Parlamento por el municipio Santo Domingo Oeste, en las listas del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

“Ser homosexual aquí implica exponerte a toda suerte de discriminación. Ser gay, lesbiana, trans o bisexual en nuestro país es un acto de valentía”, explica en una entrevista con Efe.

Y no es el único que desafía los prejuicios. Yimert Telemin se presenta para regidor en la población de La Romana, en el sureste del país. Su historial está ligado al movimiento de los derechos civiles y ha sido amenazado de muerte por presentarse como el primer candidato homosexual que opta a una alcaldía.

En las listas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Telemin, como Ventura, defiende la plena integración- “Las personas LGBT (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales y transgénero) no tenemos derecho a la salud, educación, empleo, justicia y otros derechos fundamentales”.

Como era de esperarse, la jerarquìa religiosa ha intervenido: las iglesias evangélicas del país han pedido a los feligreses que no voten en las elecciones por los candidatos que apoyen a la comunidad homosexual.

Por si fuera poco, la comunidad evangélica ha amenazado con leer en todos los recintos religiosos la lista de los candidatos a diputados, senadores, alcaldes y a presidentes “proaborto, progay y en contra de la soberanía” para que no voten por ellos.

Deivis Ventura, maestro de profesión y cristiano de confesión, califica de “medieval y cargada de odio” la propuesta de leer las listas de los candidatos en las iglesias.

“Yo seguiré mi camino hacia el Congreso con la frente en alto, como cristiano que soy he asumido mi responsabilidad social acorde a los principios de mi fe”, añade.

El aspirante a la alcaldía, en declaraciones a Efe, arremete contra el dogmatismo religioso y denuncia que las autoridades de República Dominicana “no han sabido separar las funciones de las iglesias de las del Estado”.

El debate social, para Ventura, muestra que el inmovilismo está perdiendo la batalla.

“Creo que los países avanzan -dice- por encima de los grupos que quieren mantener sus intereses a salvo por medio de sujetar las agujas del reloj marcando la misma hora; el tiempo sigue su curso a pesar de que las manecillas se detengan”.

Según Ventura, República Dominicana también está preparada “para el cambio” y por ello, en su programa, lleva dos propuestas de ley:  una contra la discriminación y otra de identidad de género.

Las encuestas, hasta ahora, no han mostrado las posibilidades electorales de ambos candidatos, aunque el optimismo reina en las filas en sus cuarteles de campaña.

La presencia, por primera vez, de candidaturas de la bandera del arco iris a dos meses de los comicios ha despertado otro interés en la larga campaña electoral de la República Dominicana.