miércoles, 2 de marzo de 2016

Lara perdió a su esposa Elise en un accidente de tránsito pero el gobierno de Australia no reconoce que estuvieron casadas por 10 años



Una mujer australiana ha contado públicamente las terribles experiencias de discriminación que sufrió, después de que perdió a su esposa en un accidente automovilístico.

La naturópata Lara Ryan, de Sydney se había unido  a Elise Ryan en 2010 en una ceremonia simbólica, ya que Australia aún no permite los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La pareja tuvo dos hijos juntos, dando la bienvenida a su hija Skylar en enero pasado. Trágicamente, Elise murió en un accidente automovilístico menos de un mes después del nacimiento - y la señora Ryan encontró luchando contra la discriminación del gobierno, mientras lloraba al amor de su vida.

En un emotivo mensaje en Facebook, la señora Ryan explicó los obstáculos terribles que tuvo que pasar.

Ryan escribió:

"Después de haber perdido a mi pareja en un accidente de tránsito horrible este mes, tuve que preguntar a la policía si estaba 'permitido' escribir que era su cónyuge en los informes de incidentes.
"Tuve que marcar los casilleros de el marido en el certificado de defunción y el de padre en el nuevo certificado de nacimiento de nuestro bebé (ambos cosas, el mismo día).
"Tuve que gritar en una sala de emergencia repleta de gente 'Ella es mi esposa, yo sé que no es legal, pero ella es mi esposa!'"

Y agregó: 

"Nunca fuimos políticas, sólo nos preocupábamos de lo nuestro, hicimos nuestra vida y tratamos de vivir a nuestra manera para tratar de cambiar los corazones de la gente con el ejemplo en lugar de promover agendas.
"Pero la cantidad de enloquecedor papeleo que estoy teniendo que hacer para asegurar mi bienestar y el futuro de mis hijos es simplemente ridículo, cuando todo lo que se necesitaría es un certificado de matrimonio.
"Y, sobre todo porque la amo, y ella fue mi cada día durante diez años, Ella es la madre de nuestras dos niñas, ella es el futuro que soñé y ella es mi lugar seguro para aterrizar.
"Porque el amor es el amor y deberíamos celebrarlo y alentarlo siempre. El mundo es lo suficientemente duro".

La señora Ryan tiene la intención de esparcir las cenizas de su esposa en la playa donde se casaron, en Seal Rocks, Nueva Gales del Sur.

El post ya ha sido compartido más de 50.000 veces, y los grupos pro igualdad están llamando al gobierno a dejar de intentar detener el matrimonio igualitario y ponerlo a votación en el Parlamento.

Sin embarlo Lara Ryan no esperaba tanto apoyo. "Elise me mataría. Nosotros no hacemos política. Holy Moly, ella debe estar volteando los ojos allá arriba "
.