lunes, 21 de marzo de 2016

La mitad de los médicos en Europa aun cree que la homosexualidad es una enfermedad




Un nuevo informe ha revelado que un gran número de médicos en Europa todavía piensan que ser gay es una enfermedad.

En una encuesta realizada mediante entrevista a los profesionales médicos de 19 estados miembros, la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA) ha encontrado que hasta un 50% de los médicos en algunos países todavía tratan la homosexualidad como una enfermedad.

El informe, que pide que se tomen medidas para detener la clasificación de la homosexualidad como una enfermedad, indicó que en países como Bulgaria, Hungría, Italia, Letonia, Polonia, Rumania y Eslovaquia, los profesionales médicos hablaron de "coger" la homosexualidad ( como se coge un resfriado , por ejemplo). En Rumania, la mitad de los profesionales entrevistados considera la homosexualidad como un trastorno.

También fue el caso de que muchos profesionales de la salud no sabían de los problemas que pueden afectar a personas de la comunidad.

En su respuesta una enfermera en Rumania, explicó que las personas LGBT fueron tratadas como "afectadas por una plaga".

"Consideramos que estas enfermedades son generadas por el hecho de que estas personas tuvo un incidente infeliz durante la infancia y luego tratan de alguna manera de responder a esta necesidad de una manera diferente que las otras personas", dijo.

"Cuando [un homosexual] va por primera vez a un departamento médico, entonces es seguro que esa persona es considerada por los empleados, empezando por el vigilante y qterminando no sé donde, como un apestado."

Michael O'Flaherty, director de la FRA, dijo que el informe pone de relieve el trabajo que había que hacer en la educación y la formación profesional con el fin de contrarrestar la discriminación.

"Las personas LGBT tienen los mismos derechos a la educación, a la asistencia sanitaria y a ser tratados igual que los demás. Ellos también tienen derecho a vivir su vida con dignidad y libres del temor y la discriminación ", dijo.

"Los últimos resultados de la FRA revelan cómo algunos médicos todavía creen erróneamente que la homosexualidad es una enfermedad. Señalan la necesidad de que la UE y sus Estados miembros empodere a los funcionarios públicos para que cumplan con su deber de ofrecer un servicio de alta calidad para ayudar a terminar el sufrimiento que experimentan las personas LGBT".

Así como hacer referencia a la homosexualidad, el informe dice también que las personas trans en particular, sufrieron debido a una falta de conciencia en la asistencia sanitaria.

También puso de relieve el hecho de que un gran número de delitos de odio LGBT a menudo no se denuncia o no se registra en la forma correcta por los agentes de policía.

La investigación sigue un informe hecho pro la organzación Stonewall el año pasado que puso de relieve que la discriminación sigue siendo frecuente en hospitales del Reino Unido.

En informe encontró que uno de cada diez trabajadores sociales y de salud observaron colegas que expresaron  la creencia de que los pacientes LGBT pueden ser curados de su sexualidad.