jueves, 3 de marzo de 2016

El Banco Mundial no dará fondos para proyectos en paises en desarrollo que pongan en peligro a personas LGBT

 

El Presidente del Banco Mundial ha  hablado acerca de la decisión de cortar los préstamos a proyectos en países en desarrollo que podrían poner en peligro los derechos LGBT

El Banco Mundial es una institución financiera internacional que se especializa en ofrece préstamos  a los países en desarrollo para proyectos, dándoles asistencia para su desarrollo y la creación de infraestructura que ayude a combatir la pobreza.

En su intervención para las Conferencia de Economistas 'Orgullo y prejuicio' que se desarrolla simultáneamente en Londres, Nueva York y Hong Kong, el Presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim habló sobre su  propuesta de no prestar fondos a proyectos que podrían terminar por dañar los derechos LGBT.

Al explicar por qué el banco cortó los préstamos después que Uganda aprobó una ley contra la homosexualidad, dijo:

 "En 2014 los ugandeses habían aprobado una ley, que era un poco más draconianas que muchas de las leyes que ya existen: decía que la homosexualidad sería castigada con cadena perpetua, y además convertía en un requisito  que cualquier persona que sospechara la homosexualidad de otro, tuviera que informarlo.

"Justo en ese momento estábamos a punto de aprobar un préstamo de $ 90 millones para apoyar a los centros de salud en Uganda.

"Trabajé como médico, y este es un tema importante para mí ... pero  miramos con cuidado y nos dimos cuenta de que era posible que la discriminación activa pudiera suceder en estas clínicas debido a la necesidad de reportar el comportamiento homosexual ya que hombres y mujeres homosexuales podían ir a estas clínicas... Es decir, en realidad al financiar estos centros de salud podríamos poner en peligro a personas de la comunidad LGBTI, por lo que se tuvo que parar ese préstamo. "

Y agregó: "Mucha gente salió y me dijo que estaba loco. Las críticas tenían mucho sentido para mucha gente ... mucho de mi propio personal era [estuvo en contra de la medida].

"En ese momento había 81 países con leyes similares, cómo se relaciona esto con nuestra capacidad de préstamo para cualquier país del mundo que tenga este tipo de leyes?

"No se nos permite hacer juicios políticos, y no es eso lo que estamos haciendo.

"Estamos tratando de mirar a otro principio que es importante, que este principio: si algo que apoyamos no sólo produce discriminación, sino que pone en peligro, ¿Cómo institución,  no tenemos que ponernos de pie y decir"no"?"

Y continuó: "Hubo una gran cantidad de países que condenaron Uganda ... pero el dinero seguía fluyendo. Fuimos los únicos que detuvimos el flujo de dinero.

"Los ugandeses estaban muy enojado por esto, pero ... [Le dije a la junta] sentí que era muy importante mantener esa actitud.

"Una de las preguntas era, ¿cuál sería la implicación de tomar ese tipo de acción? Pues bien, nuestro negocio se ha disparado desde entonces. Los ugandeses han derogado la ley que - el tribunal consideró inconstitucional.

"Pero probablemente lo más alentador fue que un ministro de  finanzas de un país en desarrollo llegó y quiso hablar personalmente conmigo, yo no sabía de qué se trataba ... él entró y dijo que el primer ministro quería que supiera en el Parlamento de su país estaba por aprobarse una legislación draconiana sobre la actividad homosexual, pero quería asegurarme que la vetaría, y que nunca se convertiría en ley.

"Tuve que tomar posición sobre esto, y usar las normas y reglamentos de la institución para empujar la agenda en lo más que pude."

Al hablar sobre el progreso en elaborar una política coherente, dijo: "Una de las cosas que hemos hecho es que hemos puesto en la nueva versión de las salvaguardas de los prestamos en lenguaje explícito que NO se tolerará la discriminación hacia las personas LGBT.

"Esto es nuevo y no está aprobado todavía - Apoyaré este cambio tanto como pueda, pero se trata de una institución de 70 años de antiguedad con  leyes y reglamentos y procedimientos, por lo que esta es una decisión que finalmente tomará la junta.

"Pero estamos comprometidos a continuar mirando con cuidado cada cosa que hacemos, para ver si nuestros préstamos están dando lugar a discriminación o incluso ponen en peligro [a las personas LGBT]."

"No está hecho todavía - pero estamos buscando todas las formas posibles para aumentar nuestra vigilancia, para saber cuando algo que hacemos está dando lugar a discriminación o pone en peligro."

Comparó la cuestión con las medidas existentes para prohibir los préstamos a los países corruptos, recordando que los opositores a esas medidas argumentaron "tantos países son corruptos que si se empezamos a hablar de corrupción, no tendremos más países a los que dar prestamos".

El ejecutivo agregó: "Es exactamente el mismo argumento ... no se puede hacer todo a la vez.

"Sin embargo, durante un período de 20 años, hemos refinado y refinado y ahora tenemos todo un sistema para detectar la corrupción en nuestros proyectos.

"No nos hacemos la ilusión de que hemos eliminado la corrupción de cada proyecto ... pero tenemos un buen sistema . Ese primer paso es importante".

Él dijo: "Como mínimo, tenemos que detener un préstamo que pueda discriminar o poner en peligro - y nunca hemos tenido esa discusión antes dentro del Banco Mundial.

"Es un primer paso ... definitivamente no tenemos los datos que nos gustaría tener, pero vamos a contribuir y participar, y trabajar con otros que están haciendo este tipo de investigación para avanzar  con esta agenda."

También habló sobre los riesgos de que los países pueden optar por obtener préstamos de otras fuentes - el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, se ha comprometido a rechazar el "dinero sucio" de la ayuda internacional que viene con condiciones sobre los derechos LGBT.

Jim Yong Kim dijo: "El tipo de cosas que hacemos son el resultado de nuestras fortalezas muy específicas - no sólo el conocimiento de los aspectos específicos del desarrollo, sino también el know-how para llevar proyectos de aquí para allá."

Añadió que el Banco Mundial también trabaja para proporcionar beneficios y garantías para sus empleados LGBT en cualquier parte del mundo.

El ejecutivo explicó: "Hay algunos problemas en algunos de estos países - y en cualquier país en el que abrimos una nueva oficina , negociamos muy agresivamente que tenemos ciertas normas sobre la forma en que tratamos a las parejas del mismo sexo, y tenemos que llegar a algún tipo de acuerdo con el país anfitrión en cuanto a cómo manejar la situación.

"No es perfecto -tenemos que hacer las cosas a menudo de manera informal, pero el nuestro es un compromiso muy fuerte con todos nuestros empleados: vamos a tratar a las parejas del mismo sexo de la misma manera que tratamos a las parejas de distinto sexo".