jueves, 31 de marzo de 2016

Cinco de las más destacadas jugadoras de la selección de fútbol de Estados Unidos presentan queja formal por desigualdad salarial.

Carli Lloyd, Hope Solo y Megan Rapino -que figuran entre las demandantes- festejaran uno de sus numerosos triunfos.

Cinco integrantes de la selección femenina de futbol de los Estados Unidos han realizado una queja formal sobre la desigualdad en el pago que reciben por hacer el mismo trabajo que los jugadores varones.

Las integrantes más destacadas de la selección de fútbol de Estados Unidos que ganó el Mundial presentaron la queja en contra de la federación nacional, diciendo que se les paga menos de la mitad de lo que se paga a los integrantes del equipo masculino de futbol, que no ha alcanzado los mismos logros. 

Alex Morgan, Carli Lloyd, Megan Rapinoe, Becky Sauerbrunn y Hope Solo dijeron que se les debe pagar un salario más justo. Solo, la portera del equipo, dijo: "Las cifras hablan por sí mismas."

"Somos las mejores en el mundo, tienen tres campeonatos de la Copa del Mundo, cuatro campeonatos olímpicos, y al equipo masculino se les paga más, sólo ppor presentarse a las competencias de lo que nos pagan por ganar grandes campeonatos", dijo Solo.

El equipo femenino de Estados Unidos ha ganado varios títulos en los últimos años.

Lloyd, compañera de equipo de Solo, dijo que las jugadoras han esperado pacientemente que la federación les ofrezca una remuneración justa.

Un abogado que representa a las mujeres, Jeffrey Kessler, dijo que el fútbol femenino actualmente genera más ingresos en los Estados Unidos que el fútbol masculino.

Dijo que habían soportado "trato discriminatorio e injusto" durante años, y que las cinco mujeres estaban hablando en nombre de todas las jugadoras.

La demanda fue presentada en contra de la Federación de Fútbol de Estados Unidos ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades hoy Jueves.

La Federación dijo que estaba decepcionada, porque había trabajado mucho por el desarrollo del fútbol femenino.

La organización también dijo que no había visto la demanda, pero dijo: "Hemos sido líderes mundiales en fútbol femenino y estamos orgullosos del compromiso que hemos hecho con la promoción del de juego de mujeres en los Estados Unidos durante los últimos 30 años".

.Hillary Clinton, que aspira a convertirse en presidenta de Estados Unidos, dijo: "No me gustaría enfrentarme a estas mujeres en el campo de juego o en la sala del juzgado. Todas las mujeres merecen igualdad de retribución".