miércoles, 17 de febrero de 2016

"Rebelión" de legisladores católicos detiene discusion de #UnionCivil en Italia

 

Una votación final sobre la unión civil entre personas del mismo sexo se ha estancado en Italia, después de una fuerte oposición a la medidade parte de los legisladores católicos apoyados abiertamente por el Vaticano que buscan , a toda costa,, eliminar del proyeco el limitado derecho a adopción (coadopción) que  incluye la norma.

El gobierno de Matteo Renzi ha estado impulsando el proyecto de ley de uniones civiles, después  que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos confirmó las quejas de discriminación por parte de parejas del mismo sexo, que actualmente no tienen derechos legales en Italia

El proyecto de ley ha despertado el resentimiento entre la comunidad LGBT y los poderosos grupos de presión católicos anti-homosexuales del país. Ha habido  grandes concentraciones y  maniobras políticas en contra de la medida.

Pancartas de activistas vinculados a grupos católicos compararon  alas personas homosexuales con los nazis -, mientras  el primer ministro Renzi dijo a la Iglesia para se mantuviera fuera del debate, teniendo en cuenta que la legislación en realidad no afecta el matrimonio religioso.

El proyecto de ley debía llegar al Parlamento italianos para una votación final hoy - pero la votación se ha pospuesto en medio de luchas políticas internas. Ver mas información (en Italiano)

Según la agencia Reuters, el retraso llega en medio de amenazas de rebelión de legisladores católicos, que están presionando para la eliminación de una disposición que otorga derechos de adopción limitados ( co-adopción: adoptar al hijo de la pareja).

La votación ha sido pospuesta hasta la próxima semana, para permitir "un periodo de reflexión y para que podamos tirar de los hilos políticos de nuevo juntos y encontrar el camino que nos permita proceder de una manera ordenada".

No está claro qué forma esta "reflexión" se llevará a cabo- pero podría ser una señal de que Renzi va a recortar el proyecto de ley para garantizar el paso de los elementos más sustantivos.