jueves, 25 de febrero de 2016

Italia un paso más cerca: El senado aprobó ley de Union Civil para parejas del mismo sexo




El gobierno del primer ministro Matteo Renzi hizo cuestión de confianza la votación en el Senado sobre el proyecto de ley de uniones civiles del mismo sexo  y ganó por 173 a 71 con ninguna abstención.

La medida pasa ahora a la Cámara de Diputados, donde el partido de Renzi tiene una mayoría cómoda.

Como se informó anteriormente,
del proyecto de ley se eliminaron las disposiciones referidas a la adopción (co-adopción) para  lograr su aprobación en el Senado.

La ministra de 
reformas constitucionales  María Elena Boschi dijo al Senado que el gobierno estaba llamando a un voto de confianza sobre la legislación modificada que excluye todas las disposiciones relativas a los derechos de adopción para homosexuales solteros y parejas heterosexuales.

El proyecto de ley lleva el nombre de la senadora Monica Cirinná, del Partido Demócrata, impulsora de esta iniciativa, e inicialmente contemplaba el reconocimiento legal de las uniones civiles de los homosexuales y la posibilidad de adoptar a los hijos biológicos del otro miembro de la pareja.

Además, establecía otros derechos y deberes, como el de fijar un domicilio conjunto, elegir un apellido común, acompañar a la pareja en caso de asistencia por enfermedad, conceder su nacionalidad o el compromiso de mantenerse fieles.

Sin embargo, desde que comenzara su tramitación parlamentaria el pasado 2 de febrero, el documento ha sufrido modificaciones respecto al original, debido a las fuertes divisiones que se han generado tanto entre la oposición como entre los miembros del Gobierno del primer ministro italiano, Matteo Renzi.

La probación en el Senado hoy ha sido posible h con los votos del Partido Democrático de Renzi y también con el apoyo de su socio en el Ejecutivo, la formación conservadora Nuevo Centroderecha (Ncd), liderada por Angelino Alfano. Este último, ministro del Interior de Italia, afirmó ayer miércoles que su grupo "no rechaza los derechos de los homosexuales, aunque sí es contrario a las adopciones y a la equiparación de sus uniones con el matrimonio".

La aprobación del documento ha generado rechazo en las filas de grupos conservadores como Forza Italia o Liga Norte, y también entre los defensores de la familia tradicional. El responsable del Día de la Familia, que se celebró el pasado 30 de enero en Roma, Massimo Gandolfini, lamentó hoy que Italia vaya a legalizar una ley que implica, a su juicio, "peligrosas comparaciones con el matrimonio católico". 

Defensores de los derechos del colectivo LGBT  en una manifestación frente al Senado realizada ayer, alegaron que la ley de Union Civil modificada es discriminatoria e insuficiente.