sábado, 13 de febrero de 2016

El Papa Francisco y el Patriarca ortodoxo de Moscu condenan el matrimonio entre personas del mismo sexo en declaración conjunta.


El Papa Francisco y Kirill Patriarca de Moscú, jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, han dado a conocer una declaración conjunta que condena el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Francisco y el patriarca Kirill , firmaron documentos después de un encuentro histórico, junto al presidente de Cuba, Raúl Castro en el aeropuesto de  La Habana,  ayer 12 de febrero de 2016. Francisco y  Kirill se besaron y se sentaron juntos para el primer encuentro entre sus dos ramas de la iglesia en casi mil años.


La declaración, que consta de 30 puntos, tiene amplio alcance e importancia para los católicos y seguidores de la Iglesia ortodoxa. El mensaje principal de la declaración parece ser la reconciliación de las iglesias ortodoxa y católica para lo cual expresan sus coincidencias y preocupación sobre muchos aspectos de la sociedad actual.

La declaración condena la guerra en el Oriente Medio y la persecución de los cristianos expresando su "preocupación" porque los cristianos "confrontan restricciones a la libertad religiosa".

Las sociedades seculares son los siguientes en la lista. La declaración afirma que los cristianos se enfrentan a la "discriminación pura y simple", y  a una "sociedad secular a menudo muy agresivo".

Luego,insta a Europa a "mantenerse fieles a sus raíces cristianas", y pide a los cristianos europeos a ser más abiertos sobre su fe.

En una vena similar a muchas declaraciones previas de ambas iglesias, la "familia" estaba en la agenda.

Un punto llama a la familia el "centro natural de la vida humana y la sociedad", y dice que ambos jerarcas están "preocupados por la crisis de la familia en muchos países".

Luego  dice que "la familia se basa en el matrimonio, un acto de amor gratuito y fiel entre un hombre y una mujer."

El Papa y el Patriarca están aparentemente preocupados de que la "tradición bíblica, de la paternidad y maternidad como vocación distinta del hombre y de la mujer en el matrimonio está siendo expulsada de la conciencia pública".



El Patriarca Kirill en 2013 condenó el avance de la igualdad de matrimonio en Occidente, llamándolo un síntoma del apocalipsis.

La Iglesia ortodoxa rusa ha sido un apoyo clave de la ley anti-gay de Rusia, y el Patriarca Kirill ha mantenido la opinión de la Iglesia qde ue la homosexualidad es un pecado - aunque ha advertido contra castigar a la gente por su sexualidad.

En 2009, dijo a un entrevistador: "Respetamos la libre elección de la persona, incluso en las relaciones sexuales."

Francisco el mes pasado atacó el matrimonio y las uniones civiles del mismo sexo, antes de un debate en el Senado italiano sobre la introducción de las uniones civiles para parejas del mismo sexo.

Dijo: "No puede haber ninguna confusión entre la familia que Dios quiere y cualquier otro tipo de unión. La familia, fundada en el matrimonio indisoluble que une y permite la procreación, es parte del sueño de Dios y de su Iglesia para la salvación de la humanidad", añadió