martes, 23 de febrero de 2016

Abrieron centro para refugiados LGBT en Berlin. Muchos de ellos han sido victimas de abuso por otros migrantes.


 Un grupo defensor de los  derechos LGBT en Alemania acaba de abrir en Berlín un nuevo hogar para refugiados homosexuales y transgénero.

El proyecto del grupo Schwulenberatung Berlín en colaboración con el Ayuntamiento es un refugio para más de 120 personas. Incluye además otro pequeño refugio con 10 camas, que fue recientemente ha abierto en Nuremberg.

En toda Europa, se informó que  migrantes homosexuales han sufrido abuso en varios refugios, siendo incluso golpeados y obligados a irse en muchos casos.

"Son refugiados como cualquier otro refugiado, pero también están  culturalmente aislados. Y han experimentado una gran cantidad de violencia. Se inicia con la violencia psicológica ... y va desde expresiones verbales de desaprobación, a la discriminación y hasta la violencia física dejando brazos rotos, narices rotas,  ha habido incluso algunos intentos de asesinato", dijo Stephan Jaekel, jefe del departamento de refugiados gay de Consejo Homosexual de Berlín .


Mahmoud Haseeno, de 40 años de edad, refugiado gay de Siria, dijo que el nuevo refugio sería una gran mejora para las personas gays, lesbianas y transexuales que habían sufrido abusos. Él llegó a Alemania en 2014 y tuvo que salir de un refugio en Berlín a causa de la hostilidad de otros refugiados.

Una investigación de la Associated Press encontró decenas de casos documentados en Alemania, Países Bajos, España, Dinamarca, Suecia y Finlandia. El abuso por lo general proviene de compañeros refugiados, y a veces de personal de seguridad y traductores.

En Alemania la Federación LGBT ha registrado 106 casos de violencia contra refugiados gays, lesbianas y trans en la región de Berlin, entre los meses de agosto del año pasado y enero de este año. La mayoría de los casos provino de centros de refugiados y  en 13 de ellos hubo abuso sexual.

La AP dice que los casos sugieren un posible choque cultural: muchos migrantes provienen de países musulmanes conservadores, donde la homosexualidad es un tabú e ilegal.