viernes, 21 de junio de 2013

El 29 de junio Lima celebrará la XII Marcha del Orgullo en un clima poco favorable para los derechos LGBTI

 
El próximo sábado 29 de junio la ciudad de Lima celebrará la duodécima edición de la Marcha del Orgullo LGBTI con el lema "Nuestros Derechos son Derechos Humanos"  y en un ambiente poco favorable para los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans.

Hay varios hechos que hacen que esta marcha vaya a realizarse  en un contexto particular: 
  • hace unas semanas, el gobierno anuncio su decisión de no incluir los derechos LGBT en el Plan nacional de Derechos Humanos, a pesar de las recomendaciones que se le ha hecho al gobierno peruano en los exámenes periódicos sobre DD.HH.que realiza las Naciones Unidas.
  • hace algunos días, la Comisión de Justicia y DD.HH. del Congreso recomendó excluir las referencias a orientación sexual e identidad de género del proyecto de Ley sobre Crímenes motivados por la Discriminación ("Crímenes de Odio"). Esto, a pesar que alrededor de 70 personas LGBT mueren anualmente victimas de crímenes motivados en el odio hacia su orientación sexual o identidad de género.
A esto se suma el hecho que durante el gobierno del Presidente Humala no se ha conseguido avance alguno en materia de igualdad y no discriminación para las personas LGBT.

E incluso, la bastante "gay friendly" Municipalidad Metropolitana de Lima jamás promulgó la Ordenanza contra la Discriminación que prometió poco ates de la X Marcha del Orgullo. Aunque es verdad que ese anuncio provocó una altisonante respuesta de odio de parte de los fundamentalistas religiosos y fue una de las razones que se esgrimió durante la campaña por la revocatoria de la que la Alcaldesa salió triunfante, aunque perdió a los regidores de su partido.

Como vemos, todo en el gobierno de Humala, el Congreso y la Mumicipalidad Metropolitana hace notar el poderío del lobby religioso conformado por fundamentalistas evangélicos y católicos que frente a los derechos LGBT (y los derechos sexuales y reproductivos) olvidan sus diferencias doctrinarias y se unen en un odio común.

Y, sin embargo

Con apenas una resolución de Indecopi  multando a un hotel que discriminó a una pareja gay para celebrar, los ánimos de los y las limeñas LGBT no han decaído y se aprestan a llevar a cabo una marcha cuyo objetivo es superar largamente las 5,000 personas  participantes (cifra que se ha alcanzado en los últimos 3 o 4 años).

El tono de la marcha, como siempre, será a la vez de fiesta y reivindicación: habrá pancartas denunciando la inacción del gobierno y habrá quienes se animen a desafiar el invierno limeño y desfilarán luciéndose con poca ropa, como se estila  en las principales del hemisferio norte.

La XII Marcha del Orgullo en Lima  tendrá como punto de reunión y partida al Campo de Marte (Av.de la Peruanidad)  y concluirá en la Plaza San Martín, donde habrá un concierto de cierre.