jueves, 12 de julio de 2012

Varios municipios limeños aun consideran correcto "erradicar" a los homosexuales de las calles.

12 de julio de 2012

El blog lamula.pe publicó un artículo que investiga lo denunciado hace unos dias por el Movimiento Homosexual de Lima respecto de que varios municipios limeños, incluyendo la Municipalidad Metropolitana, realizan operativos para "erradicar homosexuales".

LeeTorresC, redactor del blog,  se comunicó con las centrales de seguridad ciudadana de los distritos del Cercado de Lima, Jesús María, San Isidro y Comas, para preguntar por la medida de erradicación de homosexuales y las respuestas que obtuvo dejaron muy en claro que  la "erradicación de homosexuales" es un hecho en las políticas municipales y que hay una persistente actitud homofóbica en el personal de los servicios de seguridad ciudadana (serenazgo) que labora en los distritos limeños.

Según el artículo de lamula, en la central de seguridad ciudadana del Cercado de Lima y Jesús María afirmaron al preguntarseles sobre la "erradicación de homosexuales": “Sí, se están erradicando en cada llamada que hacen los contribuyentes” ¿Por qué? “Porque [a los contribuyentes] les incomodan que los homosexuales estén en las calles”.

En algunos casos los serenos parecen referirse a la prostitucion de travestis cuando hablan de "los homosexuales", sin embargo, en la central de seguridad del distrito de Comas ante la pregunta de si la erradicación tambien incluye a dos hombres que se besen en la calle, la respuesta fue "Por supuesto que hay que erradicarlos, no podemos dejar que dos hombres se besen porque es una vergüenza".

Esto deja muy claro que los cambios normativos no bastan (en varios distritos limeños, como por ejemplo Jesus Maria y Comas existen ordenanzas o normas que prohiben ladiscriminacion por orientación sexual). Sin un trabajo a largo plazo de cambio cultural con el objetivo  de que homosexualidad se normalice en las mentes y en el imaginario de la gente muchas normas bien intencionadas quedarán solo en el papel o, a lo mucho, se cumpliran siempre y cuando alguna autoridad comprometida con el cambio esté mirando.