lunes, 7 de mayo de 2012

En Día Internacional contra la Homofobia presentarán Informe Anual de DD.HH. LGBT basado en Principios de Yogyakarta

07 de mayo de 2012

El Informe Anual de Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gay y Bisexuales (TLGB), que publican la ONG Promsex y la Red Peruana TLGB, se presentará en Lima el proximo 17 de Mayo, Día Internacional contra la Homofobia, la Lesbofobia y la Transfobia.

En la presentación, que se realizará a las 7:00 PM en el Centro de Convenciones de la Universidad Ricardo Palma (Av.Arequipa 5198, Miraflores), representantes de colegios profesionales y autoridades se pronunciarán rechazando practicas violentas y discriminatorias, entre ellas supuestos tratamientos que curan la homosexualidad.

El informe analiza desde un punto de vista jurídico y social, asuntos que afectan a los y las adolescentes y jóvenes cuando son violentados o discriminados debido a su orientación sexual y/o identidad de género; además, llama la atención sobre la poca acción del Estado para evitar que esto ocurra, pese a haber firmado compromisos internacionales de Derechos Humanos, consignados en los Principios de Yogyakarta, en el cual se basa dicho informe.

Recientemente el Ministerio de Educación ha mostrado su preocupación respecto a los casos de hostigamiento (bullying) ocurrido en los colegios que han costado la vida a más de un adolescente y ha dejado serias secuelas en muchos otros. Sin embargo la negación a tomar en cuenta  la homofobia de parte de las autoridades aunada a la falta de una educación sexual integral, hace que este problema se agrave y no se vea una solución en el corto plazo.

Por otro lado, las y los jóvenes y adolescentes son sometidos a terapias, que no cuentan con ningún respaldo profesional, con el fin de “arreglar” su orientación sexual, cuando los padres y madres perciben que pueda ser homosexual. El informe denuncia la falta de acción del Estado e incluso las formas como, instituciones clandestinas como CREHO (Centro de Reparación de la Homosexualidad) se aprovechan del desconocimiento de las familias ofreciendo curas que no existen o que puedan dañar seriamente la salud mental de los que acuden a estos centros.