lunes, 28 de mayo de 2012

Dirigentes LGBT bolivianos defienden proyecto de ley de union civil homosexual

28 de mayo de 2012

Los representantes de los direferentes colectivos que promueven el proyecto de union civil homosexual aseguraron que su reclamo tiene que ver  con los derechos humanos y que está por encima de la lectura de la hoja de coca o algún otro tipo de creencia.

“No puede ser que los derechos humanos los decida la hoja de coca, creo que hay que respetar el tema de las creencias y los derechos de todo el mundo; pero los derechos humanos están, creo, por encima de esa actividad llamada lectura de la hoja de coca”, declaró Edson Hurtado representante del movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Transgéneros (LGBT) de Bolivia.

La declaraciones surgen luego de que el presidente de la comisión de Derechos Humanos en la Cámara de  Diputados, Lucio Marca (MAS), dio a conocer que no revisará únicamente las normas nacionales y tratados internaciones para adoptar una posición sobre el pedido sino que también consultarán con la hoja de coca.

Por su parte, Alberto Moscoso, dirigiente y activista gay boliviano afirmo que alrededor de mil parejas  GLBT  conviven  en la ciudad de La Paz. Muchas de ellas,  ya  realizaron matrimonios simbólicos. “En el sentido que dos personas quieren hacer un intercambio de anillos, etcétera. Incluso se ha hecho esta ceremonia ante la presencia de sus familias, donde se han unido parejas en un pequeño acto simbólico ante la comunidad y su familia, más de 30 parejas ya han pasado por estos actos”, describió Moscoso.

El anteproyecto de Ley para la unión de personas con el mismo sexo es actualmente tratado en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. En la norma, se busca legalziar los enlaces de parejas homosexuales reconociendoles los beneficios sociales y  el derecho de herencia.  El artículo 5 de dicho documento señala, entre otros puntos, que los efectos de estas uniones podrán constituir un régimen patrimonial que permitirá compartir rentas, frutos, usufructos y demás beneficios
económicos.

“El 28 de junio que es el día del orgullo gay estaremos presentando otro proyecto”, culminó Moscoso.

En la Cámara de Diputados ya salieron voces que destacan la inconstitucionalidad de este proyecto, pues la Carta Magna reconoce la unión de matrimonios compuestos por hombre y mujer, por lo que sería necesaria una modificación a la Constitución Política del Estado (CPE) vigente desde 2009 y que fue producto de la Asamblea Constituyente, donde participaron grupos y colectivos de homosexuales.