miércoles, 9 de mayo de 2012

Carolina del Norte aprueba enmienda para prohibir el matrimonio igualitario y cualquier otra forma de reconocimiento a parejas homosexualees.

09 de mayo de 2012

Los votantes del estado de  Carolina del Norte en lso Estados Unidos aprobaron ayer martes una enmienda a la constitución estatal, con la que ahora se  define el matrimonio exclusivamente como una unión entre un hombre y una mujer, lo que lo volvió el estado número 30 de EE.UU en adoptar ese tipo de prohibición.

La ley de Carolina del Norte ya prohíbía el matrimonio entre homosexuales, al igual que en otros nueve estados, pero una enmienda constitucional cerraría de facto la puerta a los matrimonios del mismo sexo, ya sea por via de las cortes o del congreso.

La enmienda también va más allá de la ley estatal, al prohibir el reconocimiento de cualquier tipo de unión doméstica  diferente al matrimonio, lo que los opositores advierten podría afectar la protección de qeu gozan las las parejas de hecho,no  casadas.

En los últimos días previos a la votación, miembros del gabinete del mandatario Barack Obama expresaron su apoyo al matrimonio gay y el ex presidente Bill Clinton grabó mensajes telefónicos instando a los votantes a rechazar la enmienda.

El vicepresidente de EE.UU, Joe Biden, comentó el pasado fin de semana que se siente “cómodo” con que las parejas del mismo sexo se casen y el secretario de Educación y amigo personal de Obama, Arne Duncan, expresó el lunes su respaldo explícito al matrimonio homosexual.

Los opositores también realizaron marchas, transmitieron anuncios de televisión y dieron discursos, entre ellos uno de Jay Bakker, hijo de los televangelistas Jim Bakker y la difunta Tammy Faye Bakker.

Por su parte, los partidarios de la enmienda realizaron sus propias campañas propagandísticas y líderes de iglesias urgieron el domingo a sus congregaciones a votar a favor de la enmienda. El televangelista Billy Graham, quien a los 93 años sigue siendo influyente aunque su última cruzada fue en 2005 apareció en anuncios de periódico a página entera para apoyar la iniciativa.

Las dos partes gastaron un total de 3 millones de dólares en sus campañas.

Seis estados todos en el noreste estadounidense, excepto Iowa y el Distrito de Columbia permiten los matrimonios del mismo sexo.

La enmienda de Carolina del Norte fue puesta en la boleta electoral después que los republicanos tomaron el control de la legislatura estatal tras las elecciones de 2010, una mayoría que el Partido Republicano no había disfrutado durante 140 años.