miércoles, 9 de mayo de 2012

Argentina ya tiene ley de Identidad de Género

Uniradio - 09 de mayo de 2012

El Senado de Argentina aprobó la noche de hoy miércoles una ley que le permitirá a cualquier persona rectificar en los registros públicos el sexo, imagen y nombre de pila con el que fue inscrita al nacer, cuando no coincidan con la identidad de género autopercibida.

La iniciativa, aprobada con 55 votos a favor y una abstención, será especialmente beneficiosa para la comunidad trans ya que permite la rectificación registral sin obligación de acreditar intervención quirúrgica ni terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico.

"Que el Senado trate y apruebe el proyecto es un hecho histórico que engrandece a la democracia, a la Constitución nacional y los derechos humanos. Es un acto de justicia y reparación, un grito de libertad y dignidad frente a los años de silencio cómplice, de exclusión y discriminación que sufren las personas en base a su identidad de género autopercibida"
, dijo Pedro Paradiso Sottile, abogado coordinador del área jurídica de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

CHA ha sido uno de los impulsores de la ley de identidad de género, que en el texto se define como "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento".

Ante la solicitud de cambio de identidad, el Registro Civil debe proceder a emitir una nueva partida de nacimiento ajustándola a los cambios.

Uno de los artículos más controvertidos de la ley refiere a los menores de 18 años, quienes podrán iniciar el trámite de rectificación registral a través de sus representantes legales. Si no tuvieran su consentimiento, un juez tendrá que intervenir.

Para que la ley entre en vigencia debe ser promulgada por la presidenta Cristina Fernández y luego publicada en el boletín oficial. Se descuenta que la mandataria dará su aval a la norma ya que el bloque oficialista votó en el Senado por unanimidad a favor de la misma.

Argentina fue en 2010 el primer país latinoamericano en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Si bien en otros países, como Uruguay, ya se ha legislado sobre la identidad de género, este proyecto "es de vanguardia en el mundo" por los beneficios que garantiza, dijo a AP César Cigliutti, presidente de la CHA.

Entre otras razones porque obliga al sistema de salud público y privado a brindar a toda persona el acceso a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar el cuerpo, incluido su genitalidad, a su identidad de género autopercibida sin necesidad de exigir previa autorización judicial o administrativa.

Estas prestaciones, además, serán incluidas en el Plan Médico Obligatorio, por lo que los prestadores de salud de sindicatos y de empresas privadas no podrán exigir a sus beneficiarios un pago extra por las mismas.