viernes, 27 de abril de 2012

Organizaciones LGBT rechazan declaraciones homofóbicas de Cardenal chileno

"Yo compararía la homosexualidad con un niño que nace sin un brazo”,  dijo el cardenal chileno Jorge Medina al ser consultado sobre la situación que enfrenta un gay o una lesbiana.

En conversación con Revista Caras, el prelado conocido por sus controvertidas declaraciones sobre la homosexualidad, aseguró que “sufren mucho” y “digan lo que digan, ellos sienten que su situación no es normal”. “Hay que ayudarlos a sobrellevar ese peso, que yo lo compararía, por ejemplo, con un niño que nace sin un brazo. Es una desgracia y hay que asistir a ese niño para que su limitación no le impida llevar una vida lo más común posible”, subrayó.

Según Medina, en su trayectoria como sacerdote ha aconsejado a varios homosexuales, entre ellos un religioso, de quien no quiso precisar su nombre. “He tratado de ser acogedor y amable, pero sin disimular la verdad, como lo inculcan los documentos oficiales de la Iglesia en la materia”, dijo. “El fenómeno de la homosexualidad es complejo y sus causas no han sido aún científicamente identificadas. Me parece que salta a la vista que es un desorden, porque los órganos genitales están orientados a la procreación y usar ellos en forma homosexual es algo aberrante y contrario a la naturaleza”, agregó.

Para Medida, los homosexuales “llegan a extremos de violencia y asesinatos de manera mucho más frecuente que los heterosexuales”. Sin embargo, diferenció entre quien presenta la tendencia y quien realiza actos homosexuales. “Hay que distinguir claramente entre ‘tendencia homosexual’, que en sí misma no es culpable, y la realización de actos homosexuales, los que sí son inmorales y absolutamente reñidos con la ética cristiana”, puntualizó.

Organizaciones LGBT rechazan declaraciones del Cardenal y exigen disculpas públicas

Tres organizaciones de minorías sexuales respondieron con indignación  a los dichos del cardenal chileno.

El Movimiento por la Diversidad sexual MUMS, lamentó las declaraciones discriminatorias, agresivas y prejuiciosas del Cardenal Medina, señalando aa travpes de su Presidente que  "son este tipo de declaraciones  las que invitan a grupos de ciudadanos a sentirse con la autoridad moral para golpear y asesinar a otros compatriotas, el terrible asesinato  de Daniel Zamudio se posibilita en sociedades en que estos discursos de odio son permitidos y legitimados con el silencio de los actores políticos y de las autoridades eclesiásticas en ejercicio".

MUMS exigipo al ARzobispo de Santiado RIcardo Ezzati pedir disculpas públicas por lo dicho por el Cardenal y demandó a las autoridades políticas "que tanto lamentaron públicamente el terrible asesinato de Daniel Zamudio, acudiendo a la Posta y su funeral, a condenar estas declaraciones de manera pública y tomar medidas concretas contra la discriminación".

Via Twitter, el MOVILH  argumentó que con sus palabras el cardenal Medina “promueve violencia hacia la diversidad social”,  “agreden físicamente a la diferencia” y “falta el respeto a niños/as con capacidades diferentes, al usarlos para “argumentar” su homofobia, su odio, su violencia”.

A través de la misma red social la Fundación Iguales fustigaron los dichos de Medina: Dijeron que sus declaraciones son una “lástima”, y “están cargadas de ignorancia y falta de respeto”. "Ese tipo de dichos lo único q producen es odio y discriminación", resumió Andrés Soffia de @IgualesChile.