martes, 27 de marzo de 2012

La homofobia mata: Murió Daniel Zamudio

Daniel Zamudio falleció la tarde de hoy, tras larga lucha por su vida, a consecuencia de la brutal golpiza que recibió de parte de 4 simpatizantes neonazis, quienes lo agredieron por ser gay.

El fallecimiento de Zamudio, internado desde el 4 de marzo,  ocurrió a las 19:45 horas, según confirmaron directivos del Hospital de Urgencia de la Asistencia Pública en Santiago de Chile.

La noticia, que era esperada desde el fin de semana debido al gravísimo estado de salud del joven, fue recibida con dolor en el frontis del hospital.

El director del recinto hospitalario, Emilio Villalón, señaló que en la tarde se le realizó el test de apnea que resultó positivo y le dio las condolencias a la familia de Zamudio.

"Él es una víctima de la homofobia, del odio que tienen algunos por quienes tienen una orientación sexual distinta, y es para nosotros hoy un mártir ciudadano", afirmó en el centro asistencial Jaime Parada, dirigente del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh).
Parada agregó que "su único pecado fue haber nacido como nació y en esa medida nosotros queremos destacar la entereza de sus padres para haberlo apoyado, sostenerlo con tanta fuerza pese al estigma que para muchos significa ser homosexual".

Los culpables

Dos neonazis, un fanático de los animé y un imitador de Michael Jackson con antecedentes xenófobos están siendo imputados por el ataque al joven. Ellos hoy están en prisión preventiva, en el penal Santiago Uno.

Aunque los presuntos agresores, que fueron detenidos en distintos operativos realizados por el OS-9 de Carabineros el 9 de marzo, no pertenecen directamente a grupos neonazis, tienen antecedentes por xenofobia.
Autoridades son criticadas por manifestantes 

Fuertes críticas enfrentaron esta noche autoridades que se presentaron en el Hospital de Urgencia de la Asistencia Pública para presentar sus condolencias por el fallecimiento del joven Daniel Zamudio, ocurrido esta tarde en ese centro médico.

Tanto el ministro de Salud, Jaime Mañalich, como el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, fueron recibidos con silbidos e insultos.

Los manifestantes expresaron su rechazo a Zalaquett, a quien calificaron como "oportunista". También le arrojaron papeles.

El alcalde desestimó las acusaciones y respondió que había estado "permanentemente" al lado de la familia de Zamudio.

"Solamente les puedo decir que si alguien ha estado con la familia de Daniel he sido yo. La persona oportunista es la que aparece al final", afirmó, en medio de los gritos de quienes lamentaban a esa hora la muerte del joven tras 24 días de agonía.

Zalaquett también manifestó su dolorppor la muerte de Daniel Zamudio y transmitió sus condolencias a sus familiares y amigos.