sábado, 17 de marzo de 2012

Iglesia católica holandesa habria ordenado castrar a menores para "ayudarles" a superar su "comportamiento homosexual"

 Agencias- 17 de marzo de 2012

Una decena de menores sufrieron castraciones forzadas en la década de 1950 en centros psiquiátricos católicos en Holanda para "ayudarlos" a superar su "comportamiento homosexual" o como castigo por haber denunciado abusos en el ámbito eclesiástico, segun un informe publicado por el periódico holandés NRC Handelsblad.

Al menos uno de los niños también fue víctima de abusos por parte de religiosos, según el medio, que menciona como pruebas de estos hechos  informes médicos, documentos jurídicos, cartas de abogados o correspondencia privada, además de varios testimonios.

Según el diario, estos hechos fueron analizados por la "Comisión Deetman", puesta en marcha por el Gobierno holandés en 2010 para investigar los abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica.

No obstante, la comisión dirigida por el ex ministro de Educación Wim Deetman no hizo ninguna mención a las supuestas castraciones de víctimas de abusos sexuales en su informe final.

Fuentes de la Comisión explicaron que no se incluyó ninguna referencia a las castraciones de menores "porque las pistas eran demasiado reducidas como para profundizar en la investigación", según el periódico.

La "Comisión Deetman" constató en su informe que "entre 10.000 y 20.000" menores fueron víctimas a partir de 1945 de abusos sexuales por parte de religiosos en Holanda, una práctica que era conocida por una jerarquía eclesiástica, cuya mayor preocupación era evitar el escándalo.

El pasado 15 de febrero, el Gobierno encargó la apertura de una nueva investigación sobre abusos en la Iglesia católica, esta vez centrada en niñas y mujeres que presuntamente han sido víctimas de ese tipo de delitos.

Las primeras reacciones a la publicación no tardaron en llegar. El Parlamento holandés pidió  que se haga "toda la luz" sobre esos casos y que se investigue a fondo si los hechos realmente ocurrieron tal como los expone el rotativo.

La diputada del Partido Laborista (Pvda, en la oposición) Khadija Arib informó hoy de que se está organizando para la semana que viene una audiencia parlamentaria especial con los responsables de la última investigación realizada en Holanda sobre abusos a menores en el seno de la Iglesia, en concreto con su ponente, Wim Deetman.

La idea del Pvda, apoyada por otros partidos del Parlamento, según explicó Arib, es celebrar -a mas tardar en un par de semanas- un debate en el pleno del Parlamento para que se den "todas las explicaciones" pertinentes, informa el periódico "De Volkskrant" online.

Por otro lado, el diputado del partido ecologista Groenlinks Tofik Dibi, también en la oposición, aseguró hoy mediante un tweet que las informaciones desveladas por el "NRC Handelsblad" ponen en evidencia, si se confirman, que la investigación sobre abusos a menores en la Iglesia holandesa no ha sido eficaz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sexo y pornografía en seminario austriaco.- La policía austriaca ha descubierto más de 40.000 fotografías y películas pornográficas realizadas en el seminario católico de St. Pöltner, ubicado cerca de Viena, Austria, país mayoritariamente católico. Esta situación salió a la luz hace poco en un reportaje del semanario “Profil”, que afirma la existencia de estas fotos y publica algunas imágenes. En una foto se observa al rector, Ulrich con su mano en los genitales de un seminarista. En otra, el vicerrector, Wolfgang Rothe besa en la boca a otro seminarista. Algunas muestran a sacerdotes teniendo relaciones con seminaristas. En algunas, aparecen seminaristas austriacos en posturas y situaciones sexuales, vestidos con camisetas negras y cuellos religiosos. En otras imágenes, los estudiantes se besaban y acariciaban entre sí. La revista Profil mencionó que hay fotos que muestran orgías y juegos sexuales. Este escándalo se suma al ocurrido en 1998, cuando varios seminaristas y monjes benedictinos denunciaron que el fallecido cardenal Hans Hermann Groer los había obligado a realizar prácticas homosexuales. Por esta acusación, el cardenal fue obligado a renunciar, pero fue perdonado por la Iglesia Católica y enviado a un convento de monjas.
http://08expediente.lacoctelera.net/post/2012/04/01/otro-escandalo-sexual-la-iglesia-catolica