jueves, 15 de marzo de 2012

El Tribunal Europeo no considera discriminatorio negar la adopción al "padre social" en una pareja homosexual.

15 de Marzo de 2012

El Tribunal Europeo de de Derechos Humanos optó por actuar conservadoramente y sostuvo que ya que los Estados tienen "discrecionalidad"  respecto a los derechos que reconocen a  las parejas, no existe una "discriminación basada en la imposibilidad de contraer matrimonio" en Francia . En otras palabras, consideró que no es discriminatorio que las parejas del mismo sexo no  puedan casarse bajo las leyes francesas.

La decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos podría haber alterado la legislación francesa. Por esta razón, era esperada con mucha expectativa por los activistas LGBT, pero los jueces dictaminaron hoy que la negativa de los tribunales franceses a permitir que una mujer pueda adoptar al hijo de su pareja no es  discriminación por orientación sexual.

En la sentencia,  los jueces de Estrasburgo consideraron que no hay "diferencia de trato basada en la orientación sexual" ya que las parejas heterosexuales "colocadas en similares situaciones jurídicas, la celebración de un PACS, tampoco pueden accedetr a la adopción".

En su explicación del fallo que no es definitivo y puede ser objeto de apelación, el Tribunal considera que, dado que ambas mujeres no están casadas, no podían beneficiarse del "ejercicio compartido de la autoridad parental previsto por el código civil" francés.

"No hay obligación de abrir el matrimonio a las parejas homosexuales"
 
Los jueces europeos vieron el caso de Valerie G. y Nathalie D., quiwnes han criado juntas a una niña, nacida en 2000 gracias a una inseminación artificial on semen de un donante anónimo practicada en Bélgica por Nathalie. Dos veces, los tribunales franceses le negaron a Valerie una adopción simple de la niña.

Además, el Tribunal  estimó  por otro lado que la Convención Europea de Derechos Humanos "no impone a los Gobiernos de los Estados miembros que amplíen el matrimonio a las parejas homosexuales" y que cuando deciden ofrecer a estas otro tipo de reconocimiento jurídico, las autoridades tienen "un margen de discrecionalidad sobre la naturaleza exacta del estatuto atribuido".

En un comunicado, la abogada de las dos mujeres manifestó la "consternación" de ambas dado que, a su juicio, la menor se encuentra actualmente "mucho menor protegida desde el punto de vista jurídico" que si hubiera estado con una pareja heterosexual.

Además, la abogada, Caroline Mecary, estima que es "lamentable" que el Tribunal no haya tenido en cuenta la "evolución de la situación" de otros países miembros del Consejo de Europa y recordó que hay "no menos de once países", que enumeró, que admiten la adopción "de un hijo por parte del padre ´social´".

Y reconoce que solo mediante una modificación de la legislación se podría autorizar ese tipo de adopciones, pero que esa posibilidades dependerá de quién gane las próximas elecciones presidenciales en Francia (previstas el 22 de abril y 6 de mayo)