viernes, 13 de enero de 2012

La ciudad de Orlando, Florida empezóa reconocer derechos de parejas homosexuales

EFE- 13 de enero de 2012

La ciudad de Orlando, en el estado de Florida, famosa por ser el lugar donde se encuentra Disney World,  empezó hoy a reconocer oficialmente a las parejas homosexuales, que ya se pueden inscribir en un registro de uniones de hecho para gozar así de algunos de los derechos que otorga el matrimonio.
 
El registro conocido como  Domestic Partnership Registry  fue creado por una ordenanza que reconoce ciertos derechos a las parejas no casadas, tanto las homosexuales como las heterosexuales, como tomar decisiones por la otra persona en el caso de incapacidad, visitar a la pareja en cárceles y hospitales, y realizar sus arreglos funerarios.

También sirve para que las parejas no casadas y con hijos participen con igual derecho en la educación de los menores.

De acuerdo con el alcalde de Orlando, Buddy Dyer, este registro es una prueba de que la ciudad es "una comunidad inclusiva en la que todos tienen un espacio, sin importar su raza, religión ni orientación sexual".

Dyer aseguró además que la ordenanza, aprobada por el concejo municipal en diciembre de 2011, será un recurso para que Orlando, considerada por la comunidad homosexual internacional como una de las ciudades más gay friendly, cultive una imagen de diversidad.

Esa imagen de diversidad debe "servir como una herramienta adicional para el desarrollo económico de nuestras comunidades, que logre atraer a nuevos empleadores que creen trabajos para todos nuestros residentes".

Acompañados de la música de un arpa y con mucha emoción, 21 parejas desfilaron hoy por la alcaldía de Orlando para registrar su unión.

Las primeras en hacerlo fueron la comisionada de esa ciudad Patty Sheehan y su pareja, la artista Joselynn White, para quien la ceremonia tuvo un sentido doble.

"Es algo muy emocionante en lo personal y en lo profesional, porque después de trabajar en ello (la ordenanza) por un año es muy emotivo verla finalmente implementada", dijo a Efe la comisionada.

Para las puertorriqueñas Aranickci Ramos Rolón y Brendaliz Rosado Cosme, que pensaron que este momento nunca llegaría, el documento pone un sello oficial a su amor y compromiso de pareja.

"Este es un momento muy especial porque el registro valida ante la ley el compromiso que nos hicimos la una a la otra hace 16 años, aunque sabemos que no es un matrimonio", dijo Ramos Rolón.

Aclaró que "no es que necesitemos de un papel para validar nuestra relación, pero es importante contar con un documento oficial que garantice nuestros derechos como pareja", aseguró a Efe.

Tomada de la mano de Rosado, y con su nieta de dos años en brazos, Ramos Rolón caminaba hacia el escritorio donde la abogada Alana Brenner, secretaria legal de la ciudad, las registró como pareja de hecho del mismo sexo.

El registro, aseguró Ramos Rolón, quien llegó a Orlando desde Puerto Rico junto a Rosado y el resto de su familia, incluyendo una hija que ambas criaron, debería ser emulado por otras ciudades de la Florida Central y servir como un llamado a los legisladores del estado para que se apruebe el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El registro cuesta 30 dólares y no requiere que las parejas residan en Orlando, lo que a juicio de representantes de la alcaldía abre la posibilidad de que la medida se convierta además en un atractivo para los miles de turistas que visitan la región.

"Pensamos que muchos turistas vendrán a la alcaldía a sellar sus relaciones de pareja en un simbolismo oficial que además les serviría de protección en caso de que ocurriera una emergencia a uno de ellos mientras visitan Orlando", dijo a Efe Heather Fagan, secretaria de prensa del alcalde Dyer. EFE