martes, 31 de mayo de 2011

El Presidente de Chile promueve la Union Civil para las parejas homosexuales

DosManzanas-31 de mayo de 2011

Sebastián Piñera, el presidente conservador de Chile, ha declarado que “en las próximas semanas o meses” se presentará en su país un proyecto de uniones de hecho para parejas del mismo o de distinto sexo. El mandatario salió así al paso de los que le recriminaban la omisión de este tema en un reciente discurso de intenciones.

Según el presidente, el proyecto de ley regulará y protegerá “a las parejas no casadas, del mismo sexo o de sexos distintos, en materias previsionales, hereditarias, de salud y muchas cosas más“. “Vamos a darle una solución a esos dos millones de chilenas y chilenos que viven en pareja, sin estar casados“, añadió. Piñera se reafirmó, no obstante, en su posición de que el matrimonio “en su esencia y naturaleza es entre un hombre y una mujer“.

Recordamos que en diciembre de 2009 el entonces candidato a la presidencia pactó con la iglesia evangélica chilena la defensa de la familia tradicional frente a otros modelos. Ya en el Gobierno, senadores de esta confesión intentaron elevar a rango constitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo.

La posición de los partidos que apoyan al Ejecutivo no parece muy favorable a los derechos LGBT: la organización MOVILH denunció en febrero del año pasado que la UDI (Unión Demócrata Independiente, partido político heredero del pinochetismo) se encuentra a la cabeza de la homofobia en el país andino junto a la Conferencia Episcopal. Por su parte, el presidente de Renovación Nacional (el partido de Piñera) hizo unas lamentables declaraciones que después matizó, comparando la homosexualidad con la pederastia y la zoofilia y oponiéndose a cualquier reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo.

En junio de 2010, sin embargo, parecía inminente la presentación de un proyecto de Acuerdo de Vida en Común (AVC) para reconocer estas uniones, que finalmente no cristalizó. Entonces, como ahora, MOVILH reclamó la plena igualdad matrimonial. La asociación LGTB ha manifestado que no aceptarán que el proyecto que se presente “implique la modificación de reformas a la Constitución o a cualquiera otra ley a objeto de ampliar las barreras jurídicas para el matrimonio entre personas del mismo sexo".