martes, 5 de octubre de 2010

Con Mucho colorido y alegría se realizó la 7ma. Marcha por los Derechos LGTBI en Paraguay

Aireana- 05 de octubre de 2010

Con fiesta y mucha emoción se realizo el pasado 2 de octubre, la séptima marcha por los derechos de las Lesbianas, Bisexuales, Gays, Trans e Intersex en Asunción, Paraguay.
La consigna de la marcha fue el reconocimiento de la diversidad y por la no discriminación. Bajo el lema “Con taco alto, champión o py nandi exijo libertad para ser feliz”, más de 500 personas de todas las edades y cuerpos de todas las formas y colores llenaron las calles de Asunción, de colorido, bailes, música, reflexiones, deseos, alegría, diversión y mucha buena onda.
La marcha fue realizada por la Coalición LGTBI de Paraguay.

El acto central fue frente al Panteón de los Héroes y fue animado por la actriz y conductora Leticia Medina. El programa de la marcha contó con show de títeres argentinos, danza árabe, una comparsa trans, actuaciones teatrales, monólogos, consignas,etc.

Marie Betancurt de la organización Panambí destaco. ”Las personas trans exigimos el reconocimiento legal de nuestros nombres sociales, a no ser expulsadas de los colegios y a que se nos deje trabajar”, Carolina Robledo de Aireana dijo: “exigimos a la fiscalía hacer su trabajo y que no quede impune el caso de Norma Machado, además de reivindicar el gusto y el placer por ser lesbiana”. Mónica de la organización UNES expreso “las trabajadoras sexuales exigimos que la policía deje de reprimirnos y coimearnos”

Uno de los momentos emotivos fue también la participación en el escenario de familiares de lesbianas hablando ante el público para dejar en claro que las personas LGBTI también tienen familias.

“Desde la Coalición no planteamos matrimonio “gay-lésbico”, nuestra lucha es mucho más amplia, exigimos derechos básicos como, no discriminación, libertad, educación, trabajo, ejercer libremente nuestra sexualidad, exigimos el reconocimiento de nuestras familias diversas sin la imposición del matrimonio como único modelo valido” expreso Carolina Robledo de Aireana.

El evento fue totalmente autogestionado, con recursos propios de las organizaciones de la Coalición y de quienes la apoyaron, esto permitió poner escenario, sonido, música, una bandera de la diversidad gigante, desplegada durante la marcha. No se contó con plata del Estado ni de partidos políticos, al contrario de la campaña fundamentalista religiosa que organizó un festival el mismo día con todos lo recursos de la iglesia, los colegios privados y la prensa derechista.

Al finalizar la marcha, las y los organizadores se despidieron invitando a la 8ª marcha por los derechos LGBTI, la diversidad y la no discriminación que se realizará el 1º de octubre del 2011.