martes, 17 de agosto de 2010

No habra bodas gay en California hasta diciembre, para dar tiempo a procesar apelaciones.

(AFP) – 17 de agosto de 2010

Una Corte federal de California, en el oeste de Estados Unidos, bloqueó la reanudación de los matrimonios homosexuales en ese Estado al menos hasta diciembre, mientras se procesan las apelaciones contra la autorización de esas uniones.

La decisión de la corte federal de apelaciones se produjo después de que los opositores a las bodas entre homosexuales pidieran que se mantenga la prohibición de estas uniones en el Estado de la costa oeste.

La Novena Corte de Apelaciones de Los Ángeles dio lugar a la moción para detener los futuros procedimientos hasta que se celebre la audiencia de apelaciones en la semana del 6 de diciembre en San Francisco.

La decisión detuvo lo que se esperaba iba a ser una ola de matrimonios entre homosexuales después de que el juez Vaughn Walker autorizó la semana pasada el reinicio de las bodas, prevista para el 18 de agosto.

En la apelación, los opositores al matrimonio gay argumentan que "California, otros 44 Estados (de Estados Unidos) y la gran mayoría de los países del mundo siguen trazando una línea" entre las uniones gays y las heterosexuales, "porque el matrimonio sirve a un interés vital para la sociedad": crear "uniones estables y duraderas destinadas a criar a las próximas generaciones".

Unas 18.000 parejas gay y lesbianas contrajeron matrimonio entre mayo y noviembre de 2008 cuando el matrimonio homosexual fue permitido brevemente en el Estado de California.

Actualmente sólo los Estados de Connecticut, Iowa, Massachusetts, New Hampshire y Vermont, como también la capital Washington, reconocen el matrimonio homosexual.

Tanto el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, como el fiscal general Jerry Brown firmaron mociones el pasado viernes demandando el reinicio inmediato del casamiento entre homosexuales.

Walker falló la semana pasada a favor de los activistas que argumentaban que el referéndum que prohibía el matrimonio gay era discriminatorio y que por lo tanto violaba la Constitución de Estados Unidos.

El referéndum, conocido como Proposición 8, fue aprobado por una mayoría del 52% en noviembre de 2008, sólo seis meses después de que la Corte Suprema de California dio luz verde a los matrimonios del mismo sexo.

Expertos legales creen que es muy probable que el caso finalice en la Suprema Corte de Estados Unidos en unos dos años, después de que se inicien las audiencias en las cortes menores.