martes, 18 de mayo de 2010

Matrimonio Gay: Senado de Argentina inicia debate hoy y en Portugal Presidente católico promulgó ley que lo reconoce.

DiariodeLimaGay- 19 de mayo de 2010

Tras la primera reunión de la comisión que trata el tema en el Senado, se ha decidido que la Cámara Alta argentina debata sobre el matrimonio gay el miércoles 14 de julio.

DiariodeLimaGay- 18 de mayo de 2010

Argentina: matrimonio gay se debete en el Senado

El Senado de la República Argentina comenzará hoy a debatir el proyecto de ley que permite los matrimonios homosexuales y la adopción de niños por parte de estas parejas, que ya cuenta con la media sanción de Diputados.

El comienzo del debate se dará en la comisión de Justicia, presidida por la sanluiseña y justicialista federal Liliana Negre de Alonso, y se espera su tratamiento en el recinto para los primeros días de julio.

Así lo confió el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, que adelantó que en el oficialismo habrá “libertad de conciencia” y que, en lo personal, votará a favor de los cambios en el Código Civil.

"La discusión en comisión no debería superar un mes o 40 días. Antes del receso invernal, en la primera semana de julio, sería una buena fecha para el debate en el recinto”, aseguró Pichetto al respecto.

Mientras que el jefe de la bancada radical, Ernesto Sanz, también mostró la intención de votar el proyecto “como viene” de Diputados y adelantó, asimismo, que también en su bloque los senadores elegirán libremente como votar.

En cambio, Hilda “Chiche” de Duhalde, una de las referentes del peronismo federal, había anticipado su voto en contra por al sostener su posición desde "el punto de vista del derecho natural".

Por su parte, los referentes de las comunidades homosexuales del país solicitaron el voto positivo de los senadores y la reglamentación correspondiente, ante lo que considerar una “igualdad” de derechos.


Portugal: El matrimonio gay ya es ley.


El presidente de Portugal, el conservador Aníbal Cavaco Silva, aprobó en la noche del lunes la ley de matrimonio homosexual, a pesar de no estar de acuerdo con ella.

Pocos días después de la visita del Papa Benedicto XVI, y en una sociedad de fuerte tradición católica, Cavaco Silva enfrentó un dilema a la hora de ratificar una ley que ya había sido aprobada por el Parlamento en enero.

Aunque ha manifestado su oposición al nuevo marco legal, el jefe del Estado portugués dijo que decidió promulgarla porque si la vetaba ésta habría vuelto al Parlamento, que en el plazo de ocho días la habría aprobado nuevamente, con carácter definitivo.

Católico practicante, el presidente portugués demoró varias semanas la decisión, que tenía como plazo final este martes.

El matrimonio entre homosexuales ya está legalizado en otros cinco países de Europa: Bélgica, España, Holanda, Suecia y Noruega.

Cavaco Silva defendió la necesidad del consenso ante la crisis económica que vive su país y dijo que no quiere "alargar inútilmente este debate" ni "desviar la atención de los portugueses de los problemas que afectan gravemente la vida de las personas".

Aunque, el mandatario citó los casos de Francia, Alemania, Reino Unido y Dinamarca, quienes reconocen la unión civil de los homosexuales, pero que no le llaman "matrimonio".

La legislación excluye el derecho de las parejas homosexuales a adoptar hijos.