viernes, 8 de enero de 2010

Portugal aprueba el matrimonio gay

EUROPA PRESS- Agencias - 08 de enero de 2010

El Parlameto portugués aprobó hoy la propuesta del Gobierno por la que se legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo y rechazó la admisión de las adopciones por parte de las parejas homosexuales, según informó el 'Diário de Notícias'. Así, Portugal se suma a Holanda, Bélgica, España, Canadá, la República Sudafricana, Suecia y Noruega como el octavo país en el mundo que reconoce el dercho al matrimonio de las parejas de lesbianas y gays.

El triunfo de la propuesta del Gobierno fue posible gracias a los votos de los partidos de izquierdas y contó con la oposición del Partido Social Demócrata (PSD) y de Centro Democrático y Social (CDS). Algunos diputados utilizaron su libertad de voto: siete parlamentarios del PSD se abstuvieron y dos diputadas del Partido Socialista (PS) votaron en contra de la propuesta de su propia formación gubernamental.

La Cámara rechazó tres propuestas: la presentada por los Verdes y del Bloco de Esquerda para que se admitieran las adopciones por parte de las parejas homosexuales, la que defendía la celebración de un referéndum sobre la materia (presentada por más de 90.000 personas) y una propuesta del PSD en favor de una nueva unión civil que no se denominase matrimonio.

A juicio del primer ministro, José Sócrates, esta votación marca "un día histórico para la Asamblea de la República". "Hemos dado un paso de la mayor importancia en el combate contra la discriminación y la injusticia que existían en la sociedad portuguesa", declaró. A su juicio, el Partido Socialista ha hecho "lo que un humanista debe hacer", que es "combatir las injusticias contra los otros como si fuesen injusticias contra nosotros, combatir las normas legales que impiden la igualdad como si nos afectasen a nosotros mismos".

En España, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha expresado su satisfacción por este "avance en la igualdad de Portugal" y ha afirmado que "no duda de que pronto se aprobará la adopción para reconocer los derechos de los hijos e hijas que las parejas portuguesas tienen ya".